Toda la información del fútbol base valenciano

Trucos sobre posturas correctas y ejercicio físico para que el teletrabajo no le pase factura a tu cuerpo

COMPARTIR
, / 323 0

Foto: BBVA

El teletrabajo se ha convertido en la opción recomendada por las autoridades para mantener el horario laboral durante el confinamiento, pero puede provocar un aumento del sedentarismo o la incapacidad para desconectar del trabajo y para combatir estos aspectos negativos es clave mantener una buena postura y fortalecer la zona abdominal y lumbar con ejercicios de fuerza.

Así lo señaló a EFE el entrenador nacional de gimnasia acrobática Ernesto Carbonell, que ha lanzado un servicio para pequeñas y medianas empresas con sesiones de ejercicios virtuales con el objetivo de hacer un pequeño descanso en mitad de la jornada laboral y mejorar la productividad de los trabajadores que están en sus casas.

“Si por ejemplo la jornada de trabajo arranca a las 8:00, a partir de las dos horas nuestra capacidad de producción baja seguro y queremos aprovechar esa pausa sobre las 10:00 que hacemos para almorzar para hacer una sesión de actividad física y desconectar totalmente del trabajo”, explicó Carbonell, que también es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

La idea es, a través de una plataforma online que conecte a todos los teletrabajadores, completar una sesión de apenas media hora de duración que arrancaría con una pequeña activación y que se basaría en dos aspectos fundamentales: la corrección postural, con movilidad articular y flexibilidad, y un trabajo de fuerza para fortalecer el ‘core’.

“Es básico hacer un buen trabajo en la faja abdominal, la espalda y los glúteos porque tu cuerpo está sujetándose gracias a esa zona”, recalcó Carbonell, que describió que uno de los errores más típicos al estar muchas horas sentados trabajando es que el “el culo se te va yendo hacia delante y te acabas sentando en las lumbares”, lo que provoca dolor en la espalda.

Para Carbonell los beneficios de una sesión de este tipo, que ya ha testado en varios grupos durante el confinamiento, son la reducción del estrés, la corrección postural, el aumento en la productividad, la mejora física y psicológica y mejorar la cohesión grupal en una época en la que los trabajadores han dejado de verse en el centro laboral.

“Estamos hechos para movernos y estar ocho horas sentados hace que tu estado de ánimo decaiga un poco. El deporte libera endorfinas y tras media hora de actividad es como si hubieras empezado de nuevo la jornada laboral. Es resetear el cerebro y el cuerpo”, concluyó Carbonell.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.