Toda la información del fútbol base valenciano

Conflicto entre los entrenadores del CD Malilla y su directiva a costa de los pagos de los sueldos de marzo

COMPARTIR
, / 2551 1

Una representación de más del 80% de los entrenadores del CD Malilla emitió este domingo un comunicado en el que protestan por su situación económica y piden a la directiva del club el cobro de sus nóminas del mes de marzo.

“A menos de una semana para que termine el mes de abril, los entrenadores del CD Malilla siguen sin cobrar la totalidad del mes de marzo. Sin embargo, el club tiene cobradas todas las cuotas de febrero que sirven para cubrir los costes de dicho mes, así como de marzo. Además, van a recibir ayudas por parte del Ayuntamiento de Valencia, pero siguen escudándose en que “no hay dinero”, sin pronunciarse al respecto y sin abonar lo que falta por pagar a sus entrenadores“, dice la nota de los técnicos malilleros.

“La pregunta que retumba continuamente en las cabezas de padres y entrenadores es: ¿dónde están los casi 70.000 euros que ingresó el club en el pasado mes de febrero?”

Los entrenadores prosiguen recordando que “todo el mundo es conocedor de la paupérrima remuneración que reciben los entrenadores de fútbol” y que, “con más motivo no se puede entender que estando llenas las arcas del club, éste haya prescindido de pagar a la mano de obra“, la cual es la responsable de “educar, enseñar y disciplinar deportivamente a niños y adolescentes” y, según su juicio, “engrandece mes a mes, temporada a temporada, el nombre de una escuela”.

A pesar de que para una parte de entrenadores no significa un ingreso necesario para subsistir, recalcan que “hay otro gran porcentaje de entrenadores que sí basan su subsistencia en estos ingresos, por lo que es inadmisible que no se abone el mes de marzo”. Los preparadores finalizan su comunicado denunciando que “este hecho que tanto perjudica a la imagen del club, no parece preocupar a la Dirección” de la entidad.

“Prefieren proyectar un sentimiento de descontrol económico y de poca solvencia ante sus usuarios y, lo más grave, ante sus propios trabajadores.”

El comunicado concluye destacando que el Ayuntamiento va a dar ayudas a la entidad –como informó el propio Malilla hace unos días e igual que otros muchos clubes de la capital del Turia- y que “resulta vergonzoso que no se haya ingresado” el pago a los técnicos “de forma inmediata“.

El presidente del Malilla: “Eso es falso”

Nada más conocer la existencia de la nota, ESPORTBASE se puso en contacto con el presidente del club, Juan Cerdán, quien negó categóricamente las afirmaciones de los técnicos, comenzando por las cantidades ingresadas por cuotas hace dos meses. “No es verdad, es menos de 70.000 euros lo que se ingresó en febrero“, indicó el dirigente, quien recordó que desde el 11 de marzo las instalaciones del Malilla están cerradas por orden de las autoridades y que desde ese día los entrenadores no están ejerciendo su profesión.

“Estamos súper ajustados porque estamos verificando las cifras de devoluciones de dinero a las familias por segundos hermanos y fidelización“, explicó Cerdán. El presidente indicó que se devolverá la parte proporcional del dinero a aquellas familias que ya habían pagado la cuota anual completa en base a los días de actividad de los que los jugadores del club no han disfrutado. También, como en muchos clubes, el Malilla ofrece una bonificación a las familias con más de un hermano o hermana en sus filas. Y desde hace un par de temporadas se ofrece un incentivo extra por fidelidad: 1% de descuento para aquellos que llevan una temporada en el club, 2% para los que llevan dos, y así hasta llegar a un 10% máximo en el precio de la cuota anual.

“Queremos ser justos con las familias”, agregó. Cifra en “más de 10.000 euros” lo que van a tener que devolver a las familias, aunque “a día de hoy” todavía la directiva no ha terminado de hacer cuentas. El club anunció la medida este domingo por la noche a través de otro comunicado, minutos antes de la publicación de este reportaje.

Cerdán acusa a la parte deportiva del club de haber generado “una deuda de jugadores de 12.000 euros”, producto de cuotas de temporada impagadas a fecha de marzo de 2020. “Siempre hay cierta flexibilidad y, otras temporadas, entre directiva y dirección deportiva se iba avisando a los padres de cuotas adeudadas y demás. Este año dijeron que era la directiva quien tenía que encargarse”, dice Cerdán.

“Nos exigen que paguemos a los entrenadores todo el mes de marzo cuando el día 11 se dejó de trabajar y de realizar actividad en el club. Les ofrecimos primero dos y luego tres semanas como gesto al incluir la semana de Fallas, pero siguen exigiendo el mes entero y además, sabiendo que tenemos el dinero justo“, lamentó Cerdán. “Les prometimos que una vez se reanudase la actividad lo hablaríamos y nos comprometimos a abonar esa última semana de marzo en función de la situación económica, pero no están de acuerdo y lo quieren ya“.

Cerdán no entiende la reacción de los técnicos ante la oferta del club: “Si trabajan dos semanas y les pagamos tres, consideramos que está bien. Tenemos que apretarnos todos el cinturón“. Respecto a las ayudas de las instituciones, el dirigente concretó que “parece ser que la FDM nos va a ayudar haciéndose cargo de gastos corrientes: luz, agua y gas. Pero será más adelante, tenemos que ir abonándolos nosotros y más en un recinto doble como el nuestro, con dos campos de fútbol“. La FDM, así, cubriría esos gastos más adelante -que el presidente cifra en un par de miles de euros al mes– en concepto de ayudas al club. “Tenemos su compromiso, pero de momento lo estamos pagando nosotros“, concluye.

Un comentario

  • María, madre indignada dice:

    Es indignante leer estas palabras del presidente. Me consta que a principios del mes de abril, varios padres y madres les solicitaron las cuentas como gesto de transparencia, y la respuesta fue que “cuando se retomara, se reunirían”, es decir, la misma actitud que han tomado con los entrenadores de nuestros hijos. Si bien es cierto que de marzo se han trabajado dos semanas, hay entrenadores que empiezan en agosto a entrenar y por ese esfuerzo no se les paga nada. Así que por favor, basta ya, es una maldita semana que con lo que cobran, tampoco es para estar recortándoles a los pobres chavales que se desviven por los pequeños… un poquito más de consideración y de honestidad.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.