Toda la información del fútbol base valenciano

Marta Carro: ‘Sentía impotencia no pudiendo ayudar al equipo’

COMPARTIR
, / 392 0

La futbolista del Valencia CF Femenino, Marta Carro Nolasco (Cádiz, 6/1/1991) se reencontró con un terreno de juego de forma oficial a mediados del mes de febrero, tras su lesión de ligamento cruzado en marzo de 2019. Ahora, en este período de confinamiento, Carro comenta que se encuentra en la casa de sus padres y que la situación “es algo extraña” pero que es consciente de que toca permanecer así “hasta que las autoridades dicten”.

Cuenta la jugadora gaditana que entre las jugadoras del primer equipo mantienen mucho contacto por grupos de Whatsapp y que además, ahora que entrenan por videollamada “nos vemos la cara cada día y es una forma más amena de entrenar en estos momentos”. La valencianista confiesa que es partidaria de reanudar las competiciones “cuando no conlleve ningún peligro” ya que está en juego “la salud de los deportistas y de los aficionados”, añade.

Marta Carro llegó a Valencia el verano de 2017, procedente del Madrid CFF tras lograr el ascenso a Primera Iberdrola. La gaditana comenta que, aunque en Madrid “estaba a gusto, fue bonito poder decir que sí a un club como el Valencia”. Llegó como defensa central, pero la lesión de Natalia Gaitán hizo que tuviese que adaptarse a jugar en el centro del campo, donde se volvió imprescindible. Además, añade que los dos primeros años como valencianista “fueron los mejores” de su carrera deportiva, donde alcanzó un nivel que le permitió ser convocada por la selección absoluta.

La jugadora che comenta que en su etapa en el Atlético de Madrid fue convocada por la selección nacional a algunos entrenamientos, pero que no pudo debutar y que después desapareció de las convocatorias. Por eso, para Carro el hecho de poder volver a ser seleccionada y disfrutar de jugadoras de muchísima calidad “fue un sueño hecho realidad”, admite.

Precisamente, en un partido de la selección española ante Polonia en marzo de 2019 se convirtió en uno de los días más duros en su carrera deportiva. Ese día Marta Carro se rompió el ligamento cruzado. La futbolista declara que en ese momento nota que “la rodilla se ha roto y saltan por los aires todos los planes”. Esos planes pasaban, en parte, por un Mundial que se iba acercando y que aunque la jugadora es consciente de que “era muy difícil entrar en la lista final” no puede evitar preguntarse “qué habría pasado en caso de no lesionarme”, explica.

A partir de ahí empieza un largo y costoso período de recuperación en el que cuenta con el apoyo de todas las personas cercanas para afrontar una lesión que desde su punto de vista “es tan importante física como psicológicamente”. La gaditana confiesa que fue muy bonito el hecho de “recibir tantas muestras de cariño y sentir que la gente estaba conmigo en este momento tan duro”.

La valencianista se perdió el tramo final de la pasada campaña y gran parte de la presente temporada, que según sus impresiones, tuvo un inicio muy bueno. Declara que desde el vestuario había ganas de “arrancar con buenas sensaciones tras una temporada no muy buena y en las primeras jornadas rendimos a un muy buen nivel”. Pero después, todo empezó a torcerse y “empezamos a entrar en un bucle del que no logramos salir a tiempo y eso acabó significando el cese de Irene”, relata.

En estos momentos tan complicados, Marta Carro manifiesta que “es más duro vivir los partidos desde la grada que dentro del campo”. A pesar de no poder ayudar desde dentro, la central cuenta que fuera del terreno de juego intentaba ayudar y animar a las que juegan, pero insiste en que “sentía impotencia no pudiendo ayudar al equipo viendo que atravesaba un momento tan duro psicológicamente”.

Sobre la llegada de José Bargués como entrenador, comenta la internacional española que cuando llegó transmitió toda la confianza a las jugadoras e hizo especial hincapié en que “había que crecer partido a partido” para revertir la situación. Curiosamente, Bargués debutó en el banquillo ante el Tacón, el mismo día que Marta Carro reapareció en una convocatoria.

En ese partido frente al Tacón se produjo el regreso oficial de Marta Carro a los terrenos de juego y la propia jugadora admite que “es un día inolvidable porque tras muchísimos meses de trabajo me tocó reaparecer en Madrid, con mi gente en la grada y con muchos aficionados que se desplazaron”. Además, cuenta que cuando el entrenador la llamó para entrar al campo, sintió “una mezcla entre nervios y ganas por volver”.

Ahora, este ‘parón’ obligado por el Covid-19 frena en seco la progresión de la centrocampista, que narra que justo la semana en la que se suspendieron los entrenamientos era en la que mejor se estaba sintiendo, pero se mantiene optimista y es consciente de que en estos momentos “hay que seguir entrenando para poder llegar en el mejor estado de forma posible a la vuelta”.

De cara a la vuelta de las competiciones, Carro tiene como objetivo prioritario “conseguir el mayor número de puntos posibles para dejar al Valencia en primera división, que es donde se merece estar”. Por último, en cuanto a lo personal es clara y afirma que es muy feliz en Valencia, donde tiene un año más de contrato y donde tiene la intención de “empezar la próxima temporada volviendo a sentirme como antes de la lesión”.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.