Toda la información del fútbol base valenciano

Mario López (prep. físico FFCV): ‘La base que los jugadores mantengan en casa les ayudará cuando volvamos a la normalidad’

COMPARTIR
, / 402 0

Mario López | Foto: FFCV

Desde hace varias semanas, la FFCV viene facilitando un programa de entrenamientos público para sus federados y cualquier persona que quiera mantenerse en forma desde su domicilio y mientras dura el confinamiento por el Covid-19. Estos programas están diseñados por Mario López, preparador físico de las selecciones masculinas FFCV. El técnico explicó a ESPORTBASE Radio los fundamentos de la idea y ofreció pautas e ideas adicionales para que la estancia en casa no te pase factura.

“El objetivo es mantenerse en forma desde casa lo mejor posible. Queríamos dar un servicio a todos nuestros jugadores y jugadoras federadas de todos los niveles, independientemente de los recursos de sus respectivas escuelas”, indicó el preparador, quien recalca que “las dos primeras semanas marcamos una progresión lenta, con trabajos de autocarga que no requerían de material deportivo” para que cualquiera pudiese llevarlo a cabo sin necesidad de material extra. “Es un trabajo muy sencillo respecto a repeticiones y cargas”, apunta.

“A partir de esta tercera semana aumentamos la dificultad, incrementamos la carga y el estado de forma. Si disponemos de material deportivo es genial, pero si no siempre tenemos el típico remedio casero. Por ejemplo, en lugar de mancuernas, usar botellas de agua de litro y medio o dos litros”, sugiere el técnico. Así, no es necesario disponer de un gran equipamiento deportivo en el domicilio.

¿Cuánto tiempo debe dedicarse al deporte en casa según este programa? “La duración depende de las series y cantidad de repeticiones que sean capaces de completar. Esto reduce o aumenta el tiempo de entrenamiento; una buena sesión, dependiendo de la forma física, debería estar entre los 40 minutos y una hora y diez“, agrega. Para saber si el jugador o jugadora ha realizado un buen entrenamiento físico, hay un método infalible: “Es importante que el deportista se conozca a si mismo. La experiencia previa le dirá si puede hacer un poquito más o menos trabajo”.

Entrenar en casa ayuda a gastar energía y quemar parte de ese ímpetu que todos los niños y niñas jóvenes poseen. Algo que, por descontado, sirve como ayuda a sus progenitores: “Las familias se ven en una situación extraordinaria. Toda la vitalidad de la gente joven hay que canalizarla de alguna manera; estos planes de entrenamiento pueden ser una herramienta fundamental. Hay que motivarles diciendo que en cualquier momento puede volver la competición. Los adultos se benefician también porque ese gasto de energía ayuda a los jóvenes también luego a un mejor descanso”, explica López.

El truco es mantener la misma ética de trabajo en los entrenamientos que antes del confinamiento. “Hay que insistirles en que intenten mantener las pautas de entrenamiento y las rutinas: si entrenaban dos o tres veces con su equipo, que hagan ahora lo mismo. Esa base les ayudará a sustentar los entrenamientos cuando vuelva la normalidad”, puntualiza.

Entretenimiento, dieta y el futuro

López también reflexiona sobre las posibilidades de ocio compartido entre padres y hijos, aprovechando el confinamiento ‘obligado’ en sus domicilios con un televisor delante. “A veces los técnicos echamos en falta que los jóvenes ‘vean’ más partidos por la tele. Poder ver esos partidos legendarios de los ochenta y noventa, junto a tus padres, es una experiencia magnífica en casa. Es una actividad muy interesante”, declara respecto a los partidos ‘vintage’ que pueden disfrutarse en las últimas semanas.

Respecto a la dieta, debe ser un complemento básico para que el entrenamiento sea eficaz. Si no se vigila, los kilos de más pronto aparecerán: “A veces el propio aburrimiento te lleva a ‘picar’ entre horas. Hay que intentar ser disciplinados. Si no vas a gastar la energía habitual, habrá que reducir la cantidad de comida. La variedad ayuda. La fruta también es un buen remedio: es saludable, quita el hambre al momento y da un último empujón para la siguiente comida importante del día”.

Para finalizar, López insiste en que los entrenamientos caseros sirven para paliar la inactividad, pero que no pueden reemplazar el trabajo en el exterior y que habrá que tener eso en cuenta cuando se reanuden las competiciones: “Por muy buen trabajo que se haga en casa, nunca se conseguirá el nivel tan alto de los entrenamientos ni de la competición oficial. Cuanto más se alargue el ‘parón’, deberíamos plantearnos unas semanas de preparación específicas para que los jugadores consigan ese rendimiento óptimo y se pueda evitar la aparición de lesiones”, concluye.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.