Toda la información del fútbol base valenciano

El Comité de Competición FFCV dicta sentencia sobre los presuntos insultos machistas de un árbitro al Crevillente Femenino

COMPARTIR
, / 702 0

Foto: FFCV

Ayer miércoles 19 de febrero, el Comité de Competición de la FFCV citó en su sede a todas las partes implicadas en los incidentes ocurridos hace ahora diez días en el partido que midió al Crevillente Femenino y al Sporting Plaza de Argel Femenino ‘C’: un choque, correspondiente a la jornada 15 del Grupo 3 de Primera Femenina Valenta, que el árbitro suspendió en el minuto 76 tras una tángana sobre el césped y en el que el club local acusó al árbitro de haber proferido insultos machistas a sus jugadoras. Una acusación que el colegiado negó tajantamente horas después.

El suceso hizo correr ríos de tinta en las horas posteriores ante las graves acusaciones de las jugadoras y entrenador locales (que afirmaban que el árbitro había menospreciado a las futbolistas con frases como “que se termine ya esta mierda de partido”, “dais vergüenza” o “las mujeres no tendríais que jugar a esto”), respaldadas por un comunicado oficial del club crevillentino. El árbitro, por su parte, negó haber dicho nada de eso; es más, en el acta incluyó detalles precisos de los insultos que él había recibido mientras ejercía su labor arbitral en el choque, con ‘perlas’ como “machista de mierda”, “gilipollas” o “me vas a comer tol coño subnormal, no nos vas a pitar en la vida”.

Ante las versiones enfrentadas, el Comité de Competición FFCV convocó a todas las partes este miércoles para escuchar sus testimonios: Crevillente Femenino, árbitro del partido y también al SPA Femenino, al haber estado presente en el terreno de juego donde sucedió el incidente.

Según pudo saber ESPORTBASE, la capitana del Crevillente se reiteró en su versión de que el árbitro profirió insultos machistas hacia las jugadoras locales. La capitana y delegado del SPA no respaldaron su versión y dijeron no haber oído nada; el árbitro negó haber hecho tal cosa; y tampoco el testimonio del delegado del Crevillente fue contundente en su respaldo a dicha versión de los hechos.

El veredicto de Competición

Tras deliberar, Competición dio por concluido el choque en el minuto 77 de partido con el resultado que campeaba en ese momento en el marcador (0-1 para el SPA, un tanto que recién habían logrado de penalti y que desencadenó las protestas del cuadro local), otorgando los tres puntos para las visitantes.

En lo que respecta a los presuntos insultos machistas, el Comité de Competición indicó no contar con pruebas suficientes para sancionar al colegiado:

“Respecto al empleo por parte del Árbitro del encuentro (…) de expresiones ofensivas o del empleo de lenguaje ofensivo hacia jugadoras de su equipo, considerando las alegaciones vertidas en su caso por las partes, practicadas las pruebas acordadas (…) no podemos dar por acreditadas fehacientemente las mismas (…) al disponer como único elemento de prueba de dicho suceso la declaración unilateral de parte, sin que (…) exista prueba alguna que confirme tal suceso (…) lo que nos lleva en el procedimiento sancionado en el que nos encontramos a concluir en la falta o ausencia de probanza de dichos extremos por la parte que los denuncia“.

Sí que habrá sanciones de consideración para jugadoras y técnicos locales, expulsados tras la tángana en el minuto 76 de partido y cuyos insultos y comportamientos posteriores fueron reflejados en el acta arbitral.

En total, 18 partidos de sanción para miembros del Crevillente. Así, el entrenador del equipo fue sancionado con 6 partidos de suspensión (2 partidos por dirigirse al árbitro con menosprecio y otros 4 por proferir amenazas al árbitro); 4 partidos a una futbolista por insultar al árbitro; 4 partidos al delegado por insultar al árbitro; 2 partidos a una jugadora por dirigirse al árbitro con menosprecio; y otros 2 partidos a una última jugadora por idéntico motivo.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.