Toda la información del fútbol base valenciano

EB Think Tank: ¿Un fútbol base manchado?

COMPARTIR
, / 534 0

Héctor Blat firma esta reflexión | Foto: Esportbase

En la edición de esta semana de EB Think Tankla sección de ESPORTBASE donde los lectores, aficionados, técnicos y jugadores pueden pronunciarse libremente y de manera abierta respecto a su punto de vista de los temas de actualidad que envuelven el deporte base, toca centrarnos en la relación entre formación y dinero que, por desgracia, existe en la actualidad en el fútbol base. ¿Qué os parecen las duras palabras de Héctor Blat al respecto?

UN FÚTBOL MANCHADO

Muy buenas, soy Héctor Blat. Un completo desconocido en un mundo futbolístico manchado por el dinero, egoísmo, hipocresía y falsas amistades.

Llevo en el fútbol como jugador desde los 6 hasta los 25 años. En aquella etapa me enseñaron que este era un deporte donde todo lo que haces acaba teniendo su recompensa, ya sea en minutos, goles o buenas actuaciones. Pero, por encima de todo, me enseñaron que lo más importante, con diferencia, es el compromiso, el esfuerzo y la humildad.

Lamentablemente vas creciendo y vas dándote cuenta de que, al final, todo vale. Ves impotente como clubes, directivos e incluso entrenadores manchan este deporte, importándoles solo sus bolsillos o sus intereses personales. ¿Dónde esta el fútbol formativo? ¿Dónde esta la vocación de hacer crecer el fútbol? Por lo visto, a algunos se les olvidan los valores cuando se les presenta la opción de ganar unas cuantas cifras. Para mi, un dinero manchado. Y eso se traduce en un fútbol manchado.

Hace 10 años empecé mi andadura como entrenador. En todo este tiempo he tenido el orgullo de llevar desde niños de 9 años hasta chicos y chicas de 18 años. Quizá por eso siga entrenando a fecha de hoy, porque todo lo que pueden manchar los ‘buitres’ del fútbol lo compensa con creces la mirada inocente e ilusionada de un niño o niña; el compañerismos de los pequeños; la ilusión de jugar sin importar que llueva, haga frío, haga calor o reciban muchos goles. Simplemente, la felicidad de aprender y divertirse en el verde.

Actualmente llevo un equipo femenino, una parcela en la que día a día trato de hacer más justa y sana. Por desgracia, estos últimos años he podido ver cómo el dinero también corrompe el fútbol femenino: equipos que retienen jugadoras para poder ganar mil euros, equipos que tienen jugadoras un año y medio sin poder jugar… ¿A dónde vamos a parar? El fútbol es de todos y todas; nadie debería tener la capacidad ni el poder de impedir que una jugadora o jugador disfrute de JUGAR, que es lo que mas le gusta en la vida.

Afortunadamente, en estos últimos años me he encontrado con personas reales, fieles y que miran por el fútbol formativo y femenino. Cabe mencionar mi actual club y en el que espero estar toda la vida (Sport Catarroja CF), un club que nació con la ilusión de formar jugadores y jugadoras y que los niños y niñas disfruten. Hemos pasado por momentos difíciles -donde esos buitres acechaban-, pero… ¿sabéis qué? La humildad, fidelidad e ilusión son más fuertes que todo lo demás.

En definitiva, hasta que en este deporte -al menos en el fútbol formativo- desaparezcan los buitres que solo miran por sus intereses económicos y por su egocentrismo, seguiremos hablando de una ‘manzana’ como principal comparación: bonita por fuera, pero podrida por dentro.

Recordadlo siempre. Trabaja duro y hazlo por vocación. Obtendrás tu recompensa tarde o temprano.

Texto: Héctor Blat

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.