Toda la información del fútbol base valenciano

Marc (CD Malilla) le devuelve a Chimy Ávila los ánimos: ‘Los guerreros de Dios nunca nos rendimos’

COMPARTIR
, / 1691 0

Marc Fernández, del CD Malilla | Foto: CD MalillaOsasuna

La lucha contra la adversidad no conoce de estratos, de edades ni de circunstancias. Para llevarla a cabo, solo hace falta voluntad. Una voluntad que puede ‘conectar’ a dos personas tan diferentes como un futbolista de Primera División y un niño de una escuela valenciana de fútbol base. Es el caso de Ezequiel ‘Chimy’ Ávila y Marc Fernández; primero el delantero argentino mandó ánimos al pequeño hace unos meses en su batalla contra la enfermedad; ahora, es el joven alevín el ha querido, a través de un video, mandar toda su fuerza al atacante tras su grave lesión de rodilla.

“Hola Chimy, ¡soy Marc! ¿Te acuerdas de esto?”, comienza el mensaje del pequeño futbolista, que conecta con el saludo que el jugador de Club Atlético Osasuna le envió hace unos meses:

“¡Hola Marc, te habla el Chimy Ávila, el Comandante! Me enteré que estás jugando en la escuela del Malilla, espero que estés bien. (Este vídeo) era para darte muchos ánimos y mucha fuerza, espero que salgas adelante. Los guerreros de Dios no se rinden, mucha fuerza. Saludos inmensos y espero una pronta recuperación. ¡Un abrazo grande!”

Meses después, el niño es ahora el encargado de ‘devolver’ esa fuerza al futbolista tras su grave rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda con su video: “Pues en primer lugar, quería darte las gracias personalmente por perder un minuto de tu tiempo para mandarme este video con tu apoyo y ánimo. Ahora, quiero mandarte yo a ti todo mi cariño, mi fuerza y energía positiva para que te recuperes cuanto antes de tu lesión”, dice el jugador alevín del Malilla.

“Como tu dijiste, los guerreros de Dios nunca nos rendimos. Ahora formamos los dos parte de un mismo equipo para luchar por estar de nuevo en los terrenos de juego. Que sepas que me encantaría conocerte, pero quiero hacerlo cuando los dos estemos bien. Y si el destino lo permite, en un campo de fútbol, viendo como marcas esos golazos a los que nos tienes acostumbrados, crack. Mucha fuerza Chimy, este partido lo vamos a ganar. ¡Un beso!”

El propio futbolista rojillo, que ya ha empezado con la recuperación de su lesión que le apartará del césped hasta la temporada que viene, compartió el mensaje en sus redes sociales e hizo referencia a Marc como su “compañero de guerra”. Ante la adversidad, nada mejor que unir fuerzas a través del fútbol y la amistad.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.