Toda la información del fútbol base valenciano

Ocho ‘reglas’ que cualquier escuela de fútbol base debería fijar al principio de cada temporada

COMPARTIR
, / 1425 0

El deporte formativo requiere de reglas. Si no, esto sería jauja. En el fútbol base, las reglas pasan de necesarias a imprescindibles, especialmente en aquellas escuelas y clubes con un volumen importante de alumnos o futbolistas. Las reglas ayudan a ordenar y moderar. Y, por encima todo, sientan las bases de la temporada: no hay nada más útil que poder transmitir a todos los padres y madres de una escuela una serie de condiciones, desde el primer día en que forman parte del proyecto, para que no haya equívocos ni comportamientos inadecuados en el futuro.

Una de las mejores ideas que cualquier escuela de fútbol base puede llevar a cabo es elaborar su propio reglamento interno destinado a padres, jugadores y miembros de la escuela. Un reglamento a repartir al principio de cada temporada a cada familia de futbolista que, al aceptarlo, suponga aceptar también todas las normas que incorpora.

En ESPORTBASE hemos usado como modelo un reglamento oficial de un club de fútbol base de la provincia de Alicante para elaborar una breve lista de 8 reglas fundamentales que cualquier escuela o club de fútbol base debería fijar para padres, alumnos y personal. Además, incluimos un texto orientativo en caso de que alguien quiera incorporar estos apartados a su propio reglamento existente:

1. Los pagos de las cuotas

Uno de los principales focos de conflicto con familias poco aplicadas o en escuelas con una economía muy ajustada, en las que cualquier descuadre o retraso puede suponer un problema importante:

“Se recuerda a los padres y familias que es obligatorio estar al corriente de todos los pagos en los padres establecidos y/o acordados con el club”

2. El respeto a las decisiones y resto de elementos del club

“Yo pago mis cuotas, por eso mi hijo debe jugar”. Una frase habitual que, sin embargo, no es del todo cierta: las cuotas proporcionan la formación integral en la escuela y el entrenamiento, sí, pero no garantizan que tu hijo vaya a ser titular en su equipo.

“Las decisiones deportivas que se tomen son completamente independientes del pago de cuotas. Cualquier miembro del club debe respetar a los compañeros, entrenadores, personas pertenecientes al club, rivales y árbitros, instalaciones y materiales de entrenamiento”

3. Reclamaciones al entrenador

La escuela debe asegurarse de que los técnicos puedan desarrollar su trabajo con la mayor facilidad y libertad, sin presiones ni familias que les pidan explicaciones sobre sus decisiones deportivas. Ahí es la dirección deportiva la que debe ejercer de bisagra entre padres y entrenadores.

“Los padres o tutores del jugador no podrán dirigirse al entrenador, coordinador o director deportivo antes, durante o después de la sesión de entrenamiento. Deberán pedir cita previa, que se les dará con la mayor brevedad posible, para resolver cualquier cuestión no deportiva que se plantee. Para pedir cita previa, tienen habilitada la siguiente dirección de correo electrónico…”

4. Respeto a la labor arbitral

Una regla fundamental y que no debería ser reiterada… o quizá sí.

“Respetar a la persona del árbitro y todas sus decisiones. Evitar dirigirse o protestar a los árbitros durante los partidos. Defender la integridad y la labor de los árbitros”

5. Rutinas de entrenamiento y equipamiento

Los jugadores y sus familias deben tener clara la rutina para cada sesión de trabajo, así como los tiempos previos a la sesión y posteriores dentro del vestuario. Llevarse al niño o niña “para que se duche en casa” le priva de un tiempo muy valioso de compañerismo dentro de la caseta.

“Llegar 30 minutos antes del comienzo del entrenamiento. Avisar con tiempo si se va a llegar tarde. No venir cambiado de casa ni marcharse después de la sesión sin ducharse: el jugador o jugadora debe cambiarse antes en el vestuario y ducharse después en el vestuario con sus compañeros. Si existe imposibilidad de venir a la sesión de entrenamiento, se debe avisar como mínimo en la misma mañana de la sesión”

6. Lesiones

Un aspecto muy importante, ya que al tratarse de clubes y jugadores federados existen una serie de pasos a realizar para que la mutualidad pueda cubrir el coste de los servicios sanitarios en caso de lesión.

“Cuando un jugador resulte lesionado o sufra molestias durante o después de un entrenamiento, o durante un partido, debe acudir de manera obligatoria a su delegado o responsable, que le entregará un Parte de Lesiones que debe cumplimentar y firmar. Después debe dirigirse con ese parte y con su ficha federativa a alguno de los centros médicos asignados por la Mutualidad de la Federación. La Mutua no se hará cargo de ninguna asistencia fuera de esos centros asignados, a no ser que se trate de una urgencia vital. Si algún padre -por olvido o por descuido- no sigue este protocolo y acude a un centro de la Seguridad Social, ni la Mutua ni el club se harán cargo de las consecuencias económicas o de otro tipo que deriven de esta actuación”

7. Representantes o agentes

Un asunto controvertido, pero que en aquellas escuelas de fútbol base que no tengan equipos en Primera o Segunda División es bastante sencillo de solventar simplemente no recomendando su presencia.

“Por la experiencia que este club posee, aconsejamos que los niños de hasta 16 años no tengan representante, ya que las ilusiones vertidas en ellos y en sus trayectorias deportivas suelen acarrear problemas y no les aporta ningún beneficio a edades tan tempranas”

8. Baja del club

En caso de que un padre o familia quiera desvincular a su hijo o hija de un club, es importante no dejar cabos sueltos ni asuntos pendientes para que ambas partes puedan proseguir con normalidad sus correspondientes trayectorias.

“Para conceder la baja federativa a un jugador, este debe de estar al corriente en sus pagos y haber cumplido los plazos exigidos hasta la fecha en que se solicita la desvinculación del club; si esto no se cumple, no se facilitará la baja. En ningún caso se devolverá cantidad alguna de dinero ni habrá prorrateo de las cuotas satisfechas a aquel jugador que cause baja de manera voluntaria. Para solicitar la baja de un jugador, el club pone a disposición la siguiente dirección de correo electrónico…”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.