Toda la información del fútbol base valenciano

‘Cambios ilimitados’: la Federación Madrileña revoluciona las sustituciones hasta cadetes

COMPARTIR
, / 509 0

La Real Federación de Fútbol de Madrid (RFFM) se ha mostrado dispuesta a explorar una nueva vía formativa en el fútbol-11 hasta la categoría Cadete, introduciendo novedades en la normativa de la temporada 2019-2020 que afectan principalmente al número de sustituciones que se pueden realizar en un partido. El gran titular es que, si el entrenador así lo considera oportuno, ningún niño se quedará sin jugar en Alevines, Infantiles y Cadetes.

La circular fue remitida a los clubes madrileños el pasado 30 de agosto e informa de las novedades “para que tengan claras las modificaciones introducidas en la competición desde la categoría cadete a prebenjamín para la temporada 2019-2020″. En el caso de las categorías Juvenil y Amateur, no se ha introducido ningún cambio.

Cambios ilimitados en fútbol-11

El nuevo reglamento de la Madrileña estipula que aquellos jugadores que hayan sido sustituidos podrán volver a ingresar al terreno de juego en otro cambio. La RFFM permitirá, de este modo, cambios ilimitados de jugadores con una sola condición: que se produzcan como máximo en cuatro ‘parones’.

Por lo tanto, en cada ‘parón’ por sustituciones podrán entrar y salir todos los jugadores que decida el entrenador, sin que importe que uno de los que entre ya hubiera estado en el campo anteriormente.

En el descanso sí se permitirá hacer cambios ilimitados sin que se cuente como ‘parón’, mientras en la segunda parte solo podrá haber como máximo tres de estos ‘parones’, no los cuatro: para agotar el número de ‘parones’ disponibles, uno tendría que hacerse en el primer tiempo (aunque no es obligatorio).

Cuando un equipo haga cambios aprovechando el ‘parón” del equipo contrario, también se le contabilizará él. Para controlar esto y facilitar la tarea al colegiado, todos los cambios deberán de ser por el centro del campo salvo que el árbitro indique lo contrario.

Además, el número de futbolistas convocados ha sido ampliado hasta los 18 en lugar de 16. Durante el descanso se considera que los 18 futbolistas están ‘jugando’, por lo que si cualquiera de ellos es expulsado en este periodo, estuviera antes en el campo o no, su equipo tendría que jugar con un hombre menos cuando se reanude el choque.

¿La conclusión? Que niños hasta los 15 años no se quedarán sin jugar ni citar por limitaciones de la normativa: siempre que el entrenador lo considere oportuno, todos los futbolistas de una plantilla Cadete o Infantil de 18 jugadores podrán tener su oportunidad durante un partido.

Prohibidos los goles de libre directo desde campo propio en fútbol-7

La RFFM también incluyó novedades en la normativa del fútbol-7 (en otras regiones, como la Comunitat Valenciana, es el fútbol-8 el que está implantado desde hace más de una década). Además de establecer la limitación de 14 jugadores convocados por partido, la Federación recalca que “no será válido el gol a balón parado de tiro directo desde campo propio o saque de centro del campo”.

Una medida destinada a impedir a equipos con lanzadores potentes o más desarrollados que aprovechen su disparo de larga distancia para batir a porteros que, en estas etapas, todavía no han crecido en altura lo suficiente como para cubrir el alto de la portería.

Por último, se reestablece en Prebenjamines la sanción de la cesión al portero (como ocurre en el resto de categorías, de Benjamín en adelante).

Las nuevas normas aplicadas por la RFFM -y que, por cierto, se aplican en parte desde hace varias temporadas en otras territoriales, como la Andaluza– han reavivado el debate sobre su idoneidad en el proceso formativo. ¿Suponen una mejora para los pequeños? ¿O habría que introducir todavía más cambios?

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.