Toda la información del fútbol base valenciano

Albert Puig: ‘Se está tactificando demasiado al niño; si no permitimos el error, no va a crecer ese talento’

COMPARTIR
, / 829 0

Foto: FC Barcelona

La irrupción reciente de jóvenes jugadores en el FC Barcelona, como Riqui Puig (20 años) o Ansu Fati (16), encaja a la perfección con una filosofía que los formadores de su cantera llevan a gala desde hace muchos años.

Sólo hay que escuchar esta reflexión de Albert Puig, técnico que ejerció hasta 2014 como coordinador de cantera en Can Barça y que repasa las claves para la formación de futbolistas desde una etapa temprana, en un proceso en el que todos los entrenadores y técnicos miman y cuidan un talento que debe pulirse en base al juego. Y también, por descontado, en base a los errores de los que aprender.

“Tal y como he dicho, yo no he creado a Riqui Puig. Nadie ha ‘creado’ a Xavi, nadie ha creado a Iniesta. Pero hay formadores que los han cuidado mucho. Iniesta lloraba, lo pasó muy mal esos dos primeros años en La Masía, porque era muy de su familia. Necesitaba un entrenador como Benaiges que le ayudaron. A Xavi, Joan Vilà le ayudó a crecer. Pero nadie crea un jugador.”

“¿Cómo se han creado? Por juego. El gran talento se crea en edades menores… jugando.

“Mucha parte es creer. ¿Puyol? Porque hubo un entrenador que se llamaba Van Gaal que creyó. Cree en la base. Cree en estos jóvenes. Si no les das oportunidades, es imposible.

“Hemos llegado a un extremo de pensar que chicos de 18 o 19 años como Messi pueden llegar y triunfar en Primera División. Esto es una gran equivocación. Tienen su proceso madurativo y a los 24 o 25 serán, como fue Xavi o Iniesta o todos, la edad en la que empiezan a desarrollarse a altísimo nivel. Pero tienes que confiar en ellos. Si no confías en ellos, es imposible. ¿Y eso cómo se hace? Primero porque tu club, el Barcelona o en otros casos, creen en esa manera. Por ejemplo, el Ajax.”

“Los entrenadores de base jóvenes están con una gran pasión, eso me gusta, pero derivando en demasiado tactificar al jugador. Cuando tactificamos demasiado al jugador en el sistema y ponderamos mucho el resultado, estamos ‘capando’ el talento.

En el fútbol de formación me encanta el fracaso. Porque el fracaso ayuda a aumentar tu nivel. Motivar a que haga un fracaso para que aprenda del error y continúe. En nosotros, se está tactificando demasiado al niño. No le estamos permitiendo el error. Si no permitimos el error, no va a crecer ese talento. Tiene que haber error.”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.