Toda la información del fútbol base valenciano

David Llopis: ‘El mundo del deporte está más preparado para recibir a los profesionales de la psicología del deporte’

COMPARTIR
, / 476 0

Foto: FFCV

David Llopis es uno de los más reconocidos psicólogos deportivos españoles. Actualmente es director del área de Psicología de las categorías inferiores del Levante UD, profesor de la Universidad de Valencia y director del Máster de Psicología Deportiva de Florida Universitaria.

¿Por qué se dedica a la rama de la psicología deportiva?

Empecé a meterme en la rama de la psicología del deporte porque lo que me gusta es el rendimiento. Eso, unido a mi practica deportiva de joven, hizo que durante los estudios fuese conectando lo que veía con el deporte. Practicaba la carrera a pie e iba viendo que muchas cosas de la psicología me servían para mi practica.

¿Por qué es importante la psicología en el deporte?

La psicología del deporte me gusta llamarla psicología del rendimiento. Incluye conocimientos del deporte, pero también conocimientos de aprendizaje y de psicología de las organizaciones, porque el equipo está dentro de una estructura y hay que saber gestionar el clima de todo lo que ocurre.

La psicología del deporte me gusta llamarla psicología del rendimiento

¿Es igual de importante en el deporte el entrenamiento físico como el psicológico?

El entrenamiento debe incluir el componente psicológico. La situación a la que debemos llegar, o desde la que trabajo, es que la parte psicológica sea una parte más del entrenamiento.

El otro día, en un clinic de baloncesto, en un nivel 4 para entrenadores, uno de los temas fue como integrar dentro del entrenamiento en pista el componente psicológico. Cuando hablamos de victorias o derrotas, muchas veces las atribuimos a la gestión del estrés de un momento, y esas condiciones de la competición las tenemos que repetir en el momento del entrenamiento.

Cuando hay aprendizaje en tiros libres o de tres es cuando la situación va a ser parecida a la competición, es decir, cuando en cada tiro te juegas mucho. Puedes trabajar algo en un despacho, pero el trabajo debe estar integrado en la competición porque es donde el deportista debe resolver las necesidades desde los recursos que la psicología le aporta.

Deporte más preparado

¿Se ha encontrado barreras, como psicólogo, para ir trabajando con deportistas?

En los veinticinco años que llevo en el mundo profesional, desde que acabé el Máster en Psicología, pasan dos cosas. El mundo del deporte está más preparado y receptivo para recibir a los profesionales de la psicología del deporte y ellos cada vez están mas preparados y más formados desde una perspectiva más aplicada.

Ha habido tradicionalmente barreras, pero cuando trabajas desde un método que conecta con lo que el deportista o entrenador necesita se permite una conexión que ayuda. Si el planteamiento no se ajusta a las necesidades se producirán barreras.

¿Qué tal la experiencia con las categorías inferiores del Levante?

Desde hace bastante tiempo trabajo con la escuela de fútbol. El trabajo tiene cuatro grandes pilares. Uno el trabajo con entrenadores para desarrollar la dimensión humana del deportista y hacerlo crecer. Dos la formación de los padres, que es un pilar básico de los proyectos deportivos. Tres con los jugadores y sus equipos para gestionar esas situaciones. Cuatro con la dirección deportiva para que todos los trabajos estén impregnados en toda la escuela.

El mundo del deporte está más preparado y receptivo para recibir a los profesionales de la psicología del deporte

¿Le han llamado otros equipos para exportar su metodología?

Todo el desarrollo de mi forma de trabajar lo vinculo dentro de la formación que hago en Florida Universitaria y del que estoy muy orgulloso de tener un importante claustro de profesores con algunos de los mejores profesionales como Patricia Ramírez, Joaquin Dosil, María Ruiz de Oña, Manolo Coloma u Oscar del Río.

Clinic de baloncesto

Hace unos días participó en un Clinic que se celebró en Valencia con profesionales de reconocido prestigio internacional. ¿Qué conclusiones sacó?

Acudieron grandes entrenadores del mundo del baloncesto, de los Lakers o del CSKA Moscú. Fui el único que trataba la parte psicológica. Me encontré entrenadores de España con un gran nivel y fueron muy receptivos a escuchar las propuestas que hice.

Es importante trabajar aspectos personales y del desarrollo en el jugador para tener un enfoque de desarrollo de la propia persona. Un ejemplo es que un entrenador me dijo que quería trabajar el equilibrio emocional en la gestión de los partidos. Se pone nervioso y se da cuenta que desde ese nervio no puede gestionar bien la situación y eso le hace equivocarse. La conclusión es que eso forma parte de su forma de ser y si no la cambia difícilmente tendrá otra manifestación en el campo. La evolución en el campo requiere una evolución como persona. El gran cambio es cuando la persona cambia cosas propias.

¿Qué método de trabajo sigue en ese caso?

Cuando trabajo con un entrenador hay un primer año que nos centramos más en la competición, en como lo vive, en los entrenamientos…y voy dotándolo de recursos. En ese momento el entrenador y el deportista se dan cuenta que tienen que hacer cambios en su vida.

El caso de Alex Abrines es relevante porque confesó que estuvo en tratamiento psicológico. ¿Le parece positivo que deportistas de alto nivel hablen de estos temas?

Por un lado está la alta exigencia del deporte de alto rendimiento. Donde hay tanta exigencia tiene que existir un profesional de la psicología del deporte que mire y vea lo que pasa, porque mirando puedes prevenir y anticipar cosas. Son importantes estos testimonios porque demuestran la importancia de un psicólogo. De ahí pasamos al otro extremo. No solo la psicología del deporte puede ayudar a que estas cosas no pasen. Si ahora tienes un rendimiento de x nivel tendrás otro de mayor nivel trabajando ciertos temas. Es importante que se asocie la psicología al rendimiento, no al problema.

Yo trabajo con gente que quiere un plus para ser más competitivo. Hay muchos deportistas que su forma de ver la competición no les ayuda y un cambio de perspectiva les hace mejorar.

¿Con qué deportistas profesionales trabaja?

Por ejemplo, con Oscar Pelegrí. Es un ciclista de un buen nivel nacional, que ha competido en pista y ha estado con la selección. Lo que le aporto es una mirada complementaria a la que tiene. Le ayudo a analizar la competición a nivel psicológico. Le ayudo a que conozca la respuesta emocional que tiene cuando se enfrenta a una competición o a una subida para, a partir de incrementar el conocimiento, poder gestionar los momentos claves. Lleva una trayectoria muy buena. Ha pasado de ser amateur y ya es profesional haciendo cosas importantes. Una de las claves es entender qué es lo que necesita el deportista.

A nivel personal, ¿qué retos u objetivos tiene a corto plazo o cuáles serán su próximos pasos?

Quiero seguir creciendo en la formación que estamos teniendo desde Florida Universitaria. Estoy muy orgulloso con el Máster que realizamos. Es un referente, muchos profesionales vienen y consolidar el proyecto es un reto.

También me apetecería disfrutar del trabajo en unos Juegos Olímpicos con algún deportista.

Por último, un gran reto es impulsar la psicología del deporte para consolidarla. Necesita ser conocida, sobre todo la vertiente aplicada, porque de esa forma habrá cada vez más entidades deportivas que cuenten con psicólogos y eso redundará en beneficio del deportista y de los entrenadores.

Texto: Agencia EFE

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.