Toda la información del fútbol base valenciano

Las manos y las entradas por detrás, más penalizadas con las nuevas Reglas de Juego 2019-2020

COMPARTIR
, / 1147 0

Foto: RFEF

Las nuevas reglas de juego para la temporada 2019-2020 castigarán con tarjeta roja las entradas por detrás al talón de Aquiles y premiarán a los defensores que busquen disputar el balón, según la explicación de las mismas ofrecida este martes por el Comité Técnico de Árbitros (CTA)

En una jornada formativa para los medios, María Luisa Villa, miembro de la comisión técnica del CTA y formadora certificada FIFA, indicó que los objetivos para la temporada que arrancará en unos días persiguen la consistencia y uniformidad en las decisiones, la reducción de los errores y la protección de los jugadores.

Villa destacó que se ha pedido a los futbolistas respeto dentro de la charla que se está dando a los equipos, así como que no protesten en masa a los colegiados en jugadas clave como goles o fueras de juego, ya que éstas son revisadas siempre por el sistema de videoarbitraje (VAR) y en caso de error serán corregidas.

Dentro de las nuevas reglas, definidas por la International Football Association Board (IFAB, por sus siglas en inglés), Villa incidió en que desde ahora se castigarán con tarjeta roja las entradas por detrás en las que el punto de contacto esté en el talón de Aquiles, una zona de alto riesgo de lesión; infracciones que estarán en el punto de mira.

Entérate aquí de las principales novedades de las Reglas de Juego 2019-2020

Una de las jugadas analizadas hizo referencia al uso de los brazos para protegerse en la que se diferenció entre tarjeta amarilla, si el infractor toca con la mano la cara del rival para hacerlo sin ser consciente de la posición del contrario, y cartulina roja, en caso de que el golpeo sea con el codo o con un”exceso de fuerza e impetuosidad”.

Los nuevos criterios ‘premian’ a los defensores que intentan disputar el balón para que éstos no sean expulsados cuando cometen una infracción, ya sea en un ataque prometedor dentro del área -sin tarjeta- o en una ocasión manifiesta de gol -cartulina amarilla-.

Otra de las modificaciones afectará a las sustituciones. Los futbolistas abandonarán el terreno de juego por el centro del campo, como es habitual, pero ahora la IFAB da potestad al colegiado para indicar al jugador que salga por la línea de banda más próxima siempre y cuando vea que éste pretende perder tiempo en los minutos finales de un partido ajustado.

El cambio que influye más en el devenir del juego es que los rivales pueden entrar en el área a robar el balón en los saques de meta o tiro libre cuando éste se ponga en juego y no cuando salga del área y que los defensas pueden recibirlo dentro de la misma. Esta norma se aplicó en algunas competiciones en verano como el Europeo Sub-19.

Con las nuevas reglas se reducen los botes neutrales o balón a tierra, ya que si el colegiado tiene que parar el juego el esférico será para el equipo que lo tenía en su posesión en el lugar en que fue tocado por última vez y el rival tendrá que estar, mínimo, a cuatro metros de distancia.

Esto tiene una excepción cuando la jugada es dentro del área y el árbitro detiene la acción a causa por ejemplo, de un choque entre dos futbolistas que se han quedado tendidos sobre el césped. En este caso el balón se le dará al portero defensor.

El bote neutral sí se realizará en el supuesto de que el árbitro toque el balón y cambie la dirección del mismo para generar una ocasión de peligro, ya que éste deja de ser un ‘poste’ como se consideraba anteriormente.

Por último, Villa especificó que los jugadores rivales no podrán estar integrados en la barrera y tendrán que guardar un metro de distancia de ella y que se permitirá a los guardametas dar un paso hacia adelante sin tener que estar con los dos pies sobre la línea.

¿Y qué pasa con las manos?

Las manos, el punto que genera más dudas en el arbitraje y más diversos puntos de vista, se podrán sancionar cuando vengan de un rebote según la modificación del reglamento para la temporada que viene, cuyos cambios tratan de favorecer el juego y matizar algunas explicaciones.

En la temporada 2019/20 se pitarán manos en cuatro situaciones: cuando deliberadamente se juegue el balón con la mano o el brazo; cuando se marque gol con la mano o se genere una acción de ataque debido a ese contacto, aunque sea accidental; cuando la mano esté a la altura del hombro o superior y cuando el balón provenga de un rebote y la mano o el brazo esté en una posición antinatural.

Así se establece una diferencia a la hora de pitar unas manos después de un rebote, pues ya no serán señaladas aquellas en las que el balón provenga de un rebote siempre y cuando las manos, o los brazos, estén en una posición natural.

En el caso de que un jugador evite con la mano o brazo un gol evidente se señalará penalti y se expulsará al jugador. Si en la misma situación el jugador no consigue evitar el gol se le mostrará cartulina amarilla por conducta antideportiva.

El reglamento también puntualiza que no se sancionará nunca la acción en la que un jugador toca el balón con la mano cuando ésta esté en una posición natural.

En el caso de que un jugador se tire al suelo y el brazo de apoyo sea el que toque el balón tampoco se señalará infracción, siempre y cuando el brazo ocupe la posición natural del cuerpo, en perpendicular. Si el brazo se extiende y queda en una posición antinatural sí se sancionará.

Asimismo, no es infracción cuando el balón impacte, accidentalmente, en la mano después de haber sido jugado por el mismo jugador.

Texto: Agencia EFE

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.