Toda la información del fútbol base valenciano

Aitana y Miguel: el relevo generacional de árbitros se produce en el COTIF

COMPARTIR
, / 848 0

Miguel y Aitana, durante una de las jornadas del Promeses | Foto: Paco Polit

Se llaman Aitana Pérez (18 años, Villanueva de Castellón) y Miguel Escalera (55 años, natural de Ontinyent) y son parte del engranaje silencioso del COTIF Promeses Istobal 2019. Cada verano, el torneo de l’Alcúdia sirve como campo de pruebas y rodaje para los árbitros valencianos, que afrontan muchos meses de exigente competición por delante y emplean la cita como escenario ideal para educar a los más pequeños sobre las nuevas reglas que la IFAB introduce cada verano.

Se dedican a lo mismo, pero su perfil no podría ser más diferente. Miguel es ya un ‘clásico’ del arbitraje valenciano: “Llevo veinte, treinta años… No lo se, hace mucho tiempo que arbitro“, reconoce. Para él, visitar l’Alcúdia cada verano también se ha convertido en una tradición, ya que lleva “muchísimos” COTIF a sus espaldas, “más de diez y más de quince”. Aitana no tiene tanta experiencia a sus espaldas (“es mi segunda temporada arbitrando, y es mi segundo COTIF”), pero le encanta arbitrar en un torneo en el que “se ve muy buen fútbol y realmente te diviertes viendo a los niños divertirse“.

Aitana Pérez | Foto: David Pascual / COTIF

La árbitra habla con ESPORTBASE entre partido y partido, tras haber tenido que parar el juego en el tramo final para ayudar a un joven delantero a atarse las botas. “Muchos niños son tan pequeños que no saben, hay que ayudarles. Y con los cambios de reglas de cada temporada también”, puntualiza.

Para el colegiado de Ontinyent, el COTIF representa lo mejor de los torneos sub-12 en la Comunitat porque “yo disfruto pitando niños, es lo que más me gusta”. ¿Por qué? “Los niños no tienen maldad, cuando cometen una falta saben que es falta, lo mismo en un saque de banda… Cuando pitas a cadetes o a juveniles ya es diferente, ya intentan de vez en cuando engañar al árbitro“, dice entre risas.

Miguel Escalera | Foto: David Pascual / COTIF

Ponemos a los dos colegiados frente a frente y les pedimos sinceridad. ¿En qué se fija una joven y pujante colegiada cuando observa a un arbitro veterano? “En la paciencia que tienen y cómo nos enseñan a nosotros los jóvenes. Cuando los ves pitar aprendes de verdad, especialmente si llevas poco tiempo como me ocurre a mi. Siempre te ayudan en caso de dudas“, admite.

Los ‘piropos’ no tardan en tener réplica sincera por parte de Miguel: “Le diría que siga como hasta ahora, que Aitana tiene buen futuro. Que se esfuerce en todo, en las reglas y también en la preparación física. ¡Tiene que haber más árbitros jóvenes que se apunten! A ver si me jubilan a mi…“, bromea.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.