Toda la información del fútbol base valenciano

Decepción e indignación en el Mislata CF Femenino tras no consumarse su ascenso a Segunda PRO

COMPARTIR
, / 2317 0

Mislata CFF en la temporada 2018-2019 | Foto: Nelo A.B.

Decepción, cabreo e indignación ante una decisión que consideran injusta y arbitraria. Todos los estamentos del Mislata CF Femenino no dan crédito a la decisión de la Jueza Única de Competición de la RFEF, que decidió el pasado lunes que la plaza en Segunda PRO a la que ha renunciado el Atlético Matama de Vigo recaiga finalmente en el Sporting de Gijón asturiano.

El ‘culebrón’ comenzó a finales de la anterior campaña. Al culminar la temporada 2018-2019, el quinto puesto (47 puntos) obtenido en el Grupo 1 de Segunda División Femenina confirmó al Atlético Matama vigués como nuevo equipo de la nueva categoría Primera B.

Sin embargo, Atlético Matamá renunció al ascenso de categoría por motivos económicos. Fuentes federativas confirmaron a ESPORTBASE que el principal obstáculo financiero para el cuadro vigués fue la reducción de presupuesto en el convenio que mantiene con el CD Lugo. Conocedores de esa situación, tanto en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) como en la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) se puso sobre aviso al Mislata CF dado que su condición de mejor quinto en el Grupo 7 de Segunda (43 puntos) le hacía un aspirante claro a la plaza libre.

Pero esas opciones se desvanecieron este lunes. Amparándose en el artículo 197 del Reglamento, la Jueza Única de Competición RFEF ratificó el ascenso del Sporting de Gijón Femenino (que había sido sexto clasificado con 43 puntos en el Grupo 1 de Segunda Femenina), dejando al Mislata CFF sin un ascenso que había sido una posibilidad real en semanas anteriores. Se escudó en que la renuncia del Atlético Matamá se había hecho ya en el régimen de competición 2019-2020 y no antes del 30 de junio; de haber sido así, probablemente el equipo receptor de esa plaza hubiese sido el cuadro mislatero.

Así, los equipos que competirán en el Grupo Norte de Segunda PRO serán Sporting de Gijón, Real Oviedo, AEM de Lérida, Seagull de Badalona, Atlético Osasuna, Athletic B, Pozuelo, Racing de Santander, Real Madrid B, Atlético de Madrid B, Barcelona B, Deportivo Alavés, Eibar, Parquesol de Valladolid, Friol de Lugo y Zaragoza.

Un enfado justificado

Lógicamente, la decepción es enorme en el seno del cuadro mislatero, que incluso había arrancado la pretemporada antes de lo programado -llevan entrenando desde el pasado lunes 29 de julio- en previsión de que finalmente la RFEF confirmaría el ansiado ascenso de categoría. Fuentes del club no podían ocultar su enfado ante un ascenso de un sexto clasificado a Segunda PRO dejándoles a ellos, quintos en su Liga, compuestos y sin plaza. “Es incomprensible esa decisión”, indicaron a este periódico.

En su opinión, la Jueza habría priorizado el principio de territorialidad (Gijón está más cerca de Vigo que Mislata) en lugar del derecho deportivo (aunque ambos equipos sumaban 43 puntos, el Mislata acabó quinto en su competición y el Sporting, sexto). Es decir, una interpretación del Artículo 197 perjudicial para sus intereses.

El revés ha sido tremendo, dejando a la plantilla muy ‘tocada’ a nivel moral. Ante la previsión de la disputa de la campaña 19-20 en Segunda PRO, algunas jugadoras incluso habían modificado sus circunstancias laborales para adaptarse a las exigencias de los entrenamientos en la nueva temporada. “No lo entendemos, no se han seguido los criterios de lógica deportiva”, insisten desde el vestuario.

El golpe ha sido grande y, pese a la injusticia, no piensan darse por vencidas: tras la decisión de la Jueza Única, ahora ansían el arranque de la temporada en Primera Nacional Femenina para demostrar su valía sobre el campo y lograr, ahora así, un ascenso que resulte inapelable el verano que viene. Están ‘tocadas’, pero no hundidas.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.