Toda la información del fútbol base valenciano

Pedro López: ‘El objetivo principal es el de lograr clasificar para el Mundial Sub-20’

COMPARTIR
, / 264 0

Foto: SeFútbol

El éxito y el hambre, según sostiene Pedro López, no siempre conviven en armonía. Su equilibrio tiende a romperse puesto que los triunfos, repetidos en el tiempo, pueden motivar un empacho.

Esa es una de las preocupaciones del técnico palentino en la previa del Europeo sub-19 que medirá el apetito de la selección española femenina de fútbol del 16 al 28 de julio en Escocia.

De la mano de las sobresalientes Cata Coll, Claudia Pina, Nerea Eizagirre o Eva Navarro, el equipo defiende los títulos logrados en 2017 y 2018, aunque según remarcó Pedro López  “está todavía muy lejos el pensar en conseguir el campeonato”.

Pregunta (P): Ningún país ha logrado encadenar tres títulos continentales consecutivos en la categoría. España ganó en 2017 y 2018. ¿La gesta sí es posible para esta selección?

Respuesta (R): Está todavía muy lejos el pensar en esos objetivos de estar en la final o de conseguir el campeonato. Hay un objetivo principal, que es clasificar para el próximo Mundial sub-20. Este Europeo puede marcar un fin de ciclo de categorías inferiores para las jugadoras del año 2000, por lo que llegar a semifinales nos permitiría continuar juntas.

Ese es el primer objetivo. Lo que venga a partir de ahí, sería una motivación extra y un motivo de celebración.

P: En el grupo coinciden con una selección algo más débil sobre el papel, Bélgica, y dos candidatas, Inglaterra y Alemania. ¿Una favorita se quedará fuera en fase de grupos?

R: El orden de los partidos hace que nada sea fácil. Debutamos contra Bélgica, que es en teoría el rival menos fuerte, pero el primer partido lo afrontarán con todas las opciones intactas y estarán plenas de energía porque no habrán tenido ninguna experiencia que les aleje de la posibilidad de clasificarse. Lo van a dar todo, absolutamente, durante los 90 minutos.

Los dos siguientes partidos serán muy complicados. Inglaterra para mí tiene las dos mejores delanteras del campeonato. Lauren Hemp, del Manchester City, tiene mucha calidad. Ya lo demostró el año pasado en el Mundial sub-20. Y Jessica Naz será posiblemente la jugadora más rápida del campeonato. Aparte, como equipo defienden muy bien. Quedaron terceras en el Mundial sub-20 compitiendo muy bien, sabiendo bien a lo que jugar, defendiéndose y haciendo esas transiciones porque tienen equipo para hacerlo.

El último es Alemania, la superpotencia de siempre. Si llamamos favoritas a Inglaterra, a España y a Alemania, una gran favorita se va a quedar fuera de semifinales y fuera del Mundial.

P: ¿La selección española tiene la responsabilidad añadida de haber sido semifinalista en el anterior Mundial sub-20?

R: El año pasado en el Mundial sub-20 tenía a Patricia Guijarro, a Lucía García, a Aitana Bonmatí, a Damaris Egurrola… Este año tengo a jugadoras que tienen otras virtudes. Hay que intentar aprovechar esas virtudes para hacer daño al rival y que no nos lo hagan. Será necesario ser eficaces en el campeonato.

P: ¿Cuántos conceptos futbolísticos tienen asimilados las jugadoras a esta edad?

R: Tienen muchos conceptos asimilados. Y este equipo, de todos los que he tenido en categoría sub-19, en ese sentido es el más evolucionado porque han vivido muchos Europeos, muchos Mundiales y han convivido con nosotros mucho tiempo.

Trato de ir avanzando y de limar más detalles adicionales que a lo mejor son las consecuencias de nuestro juego. Tú puedes transmitir cómo es nuestro juego, jugadora por jugadora y posición por posición, pero hay una evolución que viene dada por cómo responden los rivales. Los cuerpos técnicos son cada vez más profesionales y dentro de un mismo partido te plantean situaciones diferentes, para las que tienes que estar preparado.

P: ¿Está ganando peso el análisis en el fútbol actual?

R: Yo creo que sí. Si hay un campo de trabajo que más se está desarrollando en las últimas temporadas y en el que más se está invirtiendo en todos los clubes y selecciones nacionales, yo creo que es en el análisis. Te da mucha información para poder anticiparte a lo que va a pasar en el partido.

P: ¿Cómo es el proceso de preparación de un partido?

R: Para mí el primer análisis es el de mi equipo y, luego, el modo de encajarlo en el rival. Lo primero que hacemos es tratar de mejorar el último partido anterior. En directo se te escapan cosas. Incluso cuando te hacen preguntas después de un partido, quizás demasiado en caliente, hay cosas en las que te puedes equivocar.

Luego, como todos los entrenadores tenemos cierto remordimiento de conciencia, en cuanto tienes el vídeo te pones a ver el partido. Esa primera visión igual la focalizas más hacia alguna situación en concreto que no te ha quedado clara y luego ya haces el análisis.

Vas desglosando y encontrando las jugadas a mejorar. Si esa acción se ha repetido es un área de mejora que tienes que repetir en el entrenamiento. Y, después, lo que es la transferencia al entrenamiento en sí para mejorar tus puntos débiles y para tratar de potenciar tus puntos fuertes introduciendo situaciones reales ante el planteamiento que esperas del rival.

P: ¿Hay partidos que querría no volver a ver? Pienso en la final del Mundial sub-20 que pierden (3-1) ante Japón.

R: Esa final la he visto varias veces y la volvería a ver. Te aporta muchas cosas de aprendizaje. Da la sensación de que hay una forma de jugar ante España. Por ejemplo, cuando hablas de Japón, hablas de un equipo que tiene la posesión, que siempre domina a los rivales y que genera ocasiones. En ese partido, en cambio, nos jugaron replegadas y buscaron las transiciones, como nos ha hecho Francia, Alemania o cualquier otro rival. Eso llama la atención.

P: ¿El trabajo del seleccionador tiene más valor en la victoria que en la derrota?

R: Para mí el mayor valor que puede tener mi trabajo es que las jugadoras lleguen a la absoluta con un bagaje de experiencias muy enriquecedor. A una jugadora que ha jugado finales de Campeonatos de Europa y del Mundo en categorías inferiores, cuando se le presenta un reto como un Mundial absoluto, ese bagaje de experiencias es lo mejor que le puede pasar.

Por eso digo que lo mejor que le puede pasar a este equipo es clasificarse para el próximo Mundial, incluso por encima de quedar campeón de Europa, porque el éxito, en cierto modo, te puede quitar el hambre y debilitarte en el sentido de que te has quitado un reto.

La puerta de un Mundial te abre un reto y sigues con más hambre. Ese es el mayor valor que tienen estas competiciones y lo que más enriquece a una jugadora que va a llegar a la selección absoluta.

Estos son partidos con exigencia, con tensión ambiental, con atención de los medios de comunicación sobre el equipo… y de eso el equipo aprende muchísimas cosas.

Texto: EFE

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.