Toda la información del fútbol base valenciano

La Superliga Alevín Segundo Año se deja el drama y el éxtasis para las últimas cinco jornadas

COMPARTIR
, / 803 0

Alevín ‘A’ del CD Malilla | Foto: CD Malilla

En pleno debate abierto sobre la idoneidad del modelo de Superligas en el marco de la FFCV, y con una cada vez más acusada corriente de clubes y aficionados que verían con buenos ojos un cambio de dicho modelo, lo cierto es que la competición ‘madre’ del fútbol-8 de la Comunitat afronta la recta final de la temporada 2018-2019 con muchas incógnitas a nivel clasificatorio. Todavía no tenemos campeón y, en la zona baja, ningún club arroja la toalla ante la posibilidad de lograr la permanencia en la categoría.

Partiendo de la base de que cualquier propuesta de mejora o cambio debería ser consensuada por los diferentes estamentos federativos y su aplicación para la temporada 2019-2020 sería complicada, el actual sistema parece tener asegurada su continuidad (al menos) para la próxima campaña.

Eso implica que, además de un ganador de la Superliga Alevín Segundo Año que saboreará las mieles del éxito, cuatro clubes o escuelas ‘perderán’ el privilegio de jugar en la élite del fútbol-8 valenciano al quedar entre los últimos cuatro clasificados. Con ello, dicho descenso también ‘arrastrará’ a sus equipos Alevín Primer Año, Benjamín Segundo Año y Benjamín Primer Año.

Por arriba, el Villarreal ha comandado la tabla con mano firme prácticamente desde el principio de la temporada. Con 70 puntos y sólo una derrota en 25 jornadas, parece imposible que el título se les escape. De hecho, podrían lograrlo dentro de dos semanas si suman esos seis puntos (juegan ante Patacona en casa y en Malilla a domicilio), ya que su principal rival (el Valencia CF) se encuentra en la segunda plaza con 61 puntos y tiene la presión de no fallar para que los ‘groguets’ no canten el alirón antes de hora.

La recta final de la competición se guarda todo el drama para la pelea por no ocupar esas últimas cuatro plazas de la clasificación. Con clubes como el Masteam Massamagrell con los deberes hechos (campeones del Grupo A1 Valencia, se aseguran su plaza en Superligas el año que viene), la lucha va a ser titánica para evitar el descenso. El CD Malilla parte con una clara desventaja de puntos hasta la fecha: con apenas 13 sumados hasta la fecha, la salvación se halla a diez puntos de distancia. Muy, muy complicado, pero los de Víctor Bruna lo van a intentar hasta el final.

Luego, llega la ‘battle royale’ por la permanencia: hasta seis equipos en un estrechísimo margen de cuatro puntos y con 15 todavía por disputarse. Antes de que arranque la jornada 26, los equipos que ocupan plaza de peligro son Sporting Benissanó (22), Mislata UF (22) y Sedaví CF (22). Se salvarían el Colegio Salgui (23), Santa Bárbara Platges d’Alboraia (25) y CDB Massanassa (26).

Patacona y Torre Levante, con 29 y 30 puntos respectivamente, parecen estar relativamente a salvo a falta de cinco partidos para que la Superliga ponga las notas de final de temporada.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.