Toda la información del fútbol base valenciano

Mista y Vicente denuncian la ‘irracionalidad’ del fútbol base: ‘Si los niños lo ven como un sufrimiento, dejarán de hacerlo’

COMPARTIR
, / 1848 0

Foto: Paco Polit

Pocas veces dos ex futbolistas con tanto peso en la historia reciente de un club grande como el Valencia CF se han manifestado de manera tan clara respecto a esa obsesión por ganar y progresar que parece estar extendiéndose como una plaga por el fútbol base valenciano y nacional. Pero Miguel Ángerl Ferrer ‘Mista’ y Vicente Rodríguez nunca han tenido pelos en la lengua, y mucho menos si el aprendizaje y el bienestar de los más pequeños está en juego.

“Si a un niño le dices que tiene que jugar por obligación o que tiene que ganar por obligación, a los tres años te mandará a tomar por saco”, indicó Mista en el podcast ‘Veus del Centenari’.

El de Caravaca, actual entrenador del VCF Juvenil ‘A’, tiene claro que las edades de formación deben ser respetadas sin excepción: “Hacemos un llamamiento contra esa irracionalidad que tienen muchos padres, representantes, amigos, etc. con chicos que únicamente están por disfrutar, y que al final están pasando un infierno“, dijo.

“Yo, hasta que tenía 17 o 18 años, no sabía realmente si quería ser futbolista. Ni con 15 ni con 16 años se sabe muchas veces si el niño ‘va a llegar’. Ya llegará el momento de valorar el rendimiento. Dejad que los niños disfruten del vestuario y los amigos, y que los padres no pongan en redes sociales si has ganado por tantos goles y tal”, agrega. En su opinión, estas actitudes sólo provocan que el menor “acabe frustrado”. “Si el niño disfruta, vas a sacar más rendimiento del niño y mucha más felicidad”, insiste.

En el caso de Vicente, siempre ha destacado por su pasión por el fútbol y por su interés en ver partidos también de jugadores jóvenes. Un trabajo que mantiene en la dirección deportiva del Valencia CF y que, además, últimamente combina con su presencia en los partidos de su hijo de 6 años. “Yo lo que quiero es que mi hijo se divierta y disfrute. Pero cuando vas por ahí y ves a algunos padres chillar… Tienen que aprender, pero de una manera tranquila”, explica el de Benicalap.

Vicente insistió en que el fútbol base es “mucho más que venir y jugar”, ya que inculca a los jóvenes unos valores fundamentales: “Compañerismo, te relacionas con amigos, la ducha, higiene, la disciplina…”, enumeró. Por eso, la actividad tiene que ser una fuente de disfrute y no de obligaciones o presiones impuestas por los adultos: “Si los niños como mi hijo ya ven un sufrimiento ir a entrenar, dejarán de hacerlo. Tienes que hacer las cosas porque te apetecen”, puntualiza. Y pone como ejemplo el buen ambiente tanto en los buenos como en los malos momentos.

“Mi hijo y sus compañeros, en el vestuario, están contentísimos cuando ganan, todos bailando. Y claro, tiene mal perder como yo, pero a los diez minutos se le pasa. Se pone a ver la tele o jugar a la Play y ya está”, expone.

Mista remató el argumento con otra lección respecto a los temidos marcadores abultados: “Casi siempre, los padres le dan más importancia que los niños pequeños. ¡Dejadlos tranquilos! Y si les meten veinte goles, que le metan veinte goles. A mi me metieron de pequeño un 15-0, me fui a casa a dormir y al día siguiente no pasaba nada“, concluyó.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.