Toda la información del fútbol base valenciano

Padres de futbolistas en las provincias de interior de Valencia piden ‘horarios razonables’ para evitar el frío extremo

COMPARTIR
, / 1376 0

Foto: ESPORTBASE

Corren tiempos de cambio en la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana tras la llegada de Salvador Gomar a la presidencia. Un momento percibido por muchos clubes y padres como el ideal para modificar, o al menos aliviar, situaciones cotidianas que vienen perjudicando desde hace años las condiciones en las que se practica deporte base en sus localidades. Un ejemplo se halla en las comarcas y localidades de interior, azotadas por condiciones climatológicas extremas en los meses de invierno que dificultan la práctica del fútbol.

Es el caso del SC Requena y otros clubes de la comarca, que se encuentran con estampas con las que abren estas líneas de manera habitual debido a un problema tan aparentemente sencillo de arreglar como persistente en el tiempo: los horarios fijados para los niños (especialmente aquellos en categorías de fúbol-8) en aquellas zonas en la que el invierno es riguroso.

Ni los propios equipos ni la FFCV son capaces o se preocupan de establecer unas franjas horarias razonables para los críos”, explica Carlos, padre de un jugador del SD Requena que representa el sentir de los progenitores de varios equipos (Prebenjamines y Benjamines) que ya no saben qué hacer para que se les escuche.

Explica que las imágenes que acompañan, con el césped ‘congelado’ con escarcha a primera hora de la mañana, es un ejemplo de lo que tienen que vivir a menudo sus hijos con temperaturas extremas.

Cada vez se polarizan más las horas de los partidos en invierno para los equipos de nuestras categorías, a primera hora de la mañana o a última de la tarde-noche, dejando las horas de más calor para otras competiciones”, protesta. “Para los equipos de interior como el nuestro, no es razonable que se fijen partidos a las 9:30 horas en invierno o a las 18:30 horas de la tarde de un domingo, teniendo que estar una hora antes del partido y otra hora de desplazamiento por carretera”, agrega.

Carlos y sus compañeros esperan un cambio próximamente en las condiciones bajo las que sus hijos tienen que disfrutar del fútbol, dado que “en su día se escribió a la Federación a través de su web” pidiendo una revisión de los horarios, sin éxito.

Algo que también ocurrió el pasado fin de semana, cuando otro equipo con el que mantienen vinculación sufrió muchos problemas para acceder a las instalaciones del partido que disputaban en Cheste a las 11:30 horas del sábado, en plena ebullición del Gran Premio de Velocidad en el Circuito Ricardo Tormo. En resumen, reclaman mayor “sensibilidad” para que jugar al fútbol sea un placer para sus hijos, y no una carrera de obstáculos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.