Toda la información del fútbol base valenciano

, / 1236 0

Vicente Muñoz: ‘El nuevo presidente de la FFCV debe interesarse en los problemas del fútbol, vamos hacia una época difícil’

COMPARTIR

Accedió a la presidencia de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana en 1986. Ahora, 32 años después, Vicente Muñoz Castelló (Catarroja, 19-07-1944) apura sus últimos meses como presidente en funciones tras haber anunciado su marcha hace unas semanas. Atiende a ESPORTBASE en su despacho de la FFCV en la calle Barón de Cárcer, donde su presencia ha sido una constante tras más de tres décadas en el cargo. Se marcha “tranquilo” y avisa al siguiente dirigente de la Federación: “El fútbol va hacia épocas difíciles, más de las que he vivido yo”.

ESPORTBASE: ¿Cómo están siendo sus últimas semanas como presidente en funciones de la FFCV?
VICENTE MUÑOZ: Muy bien. Hay muchos directivos de clubes que no se creen que me vaya. Estoy aquí para dar un último servicio a la Federación en este ‘impasse’ antes de la nueva etapa. Atenderé a todo aquel que lo necesite hasta el último día.

EB: ¿Cómo vivió el minuto entero de aplauso de los miembros de la Asamblea, el día de su despedida?
MUÑOZ: Lo viví con mucha gratitud. Siempre dije que estaría en el fútbol mientras el fútbol me quisiera. Creo que era el momento, todo tiene un principio y un final. Hasta el último momento he sentido el apoyo y la cercanía del mundo del fútbol.

EB: ¿Cómo empezó usted su relación con el fútbol?
MUÑOZ: Empecé jugando en el colegio y, ya en edad infantil, empecé mi etapa federativa en el Catarroja. Cuando me marché a la mili ya no me reenganché. Mi etapa de jugador acaba en 1966, y empecé como directivo en 1974, diez años sin tener contacto con el fútbol. En los pueblos se vive mucho el fútbol, yo iba a ver los partidos del Catarroja y entré en la directiva. Luego ya llegó la presidencia en 1978.

EB: ¿Y cómo se le ocurrió presentarse a la presidencia de la FFCV?
MUÑOZ: En esos años tuve mucho contacto con la Federación y con su presidente, Don Miguel Monleón. Fueron años muy buenos para el Catarroja, llenando el campo casi todos los domingos y con la creación en 1983 del campo Mundial 82. Recordemos que se destinó dinero a construir un campo de estas características en cada territorial de España. Tuve una relación más próxima con el mundo federativo, había entrado como directivo en 1982. Cuando llegaron las elecciones de 1986, yo no tenía previsto presentarme. Fue a raíz de una llamada de Don Miguel, que me instó a hacerlo porque quería una candidatura formada íntegramente por gente de fútbol. Fue una elección con muchas anécdotas, porque hubo tres empates en las votaciones entre mi candidatura y la de Don Francisco Roig, alcalde de Tavernes Blanques y a quien le guardo un gran cariño. En el último desempate es cuando salí escogido.

Muñoz, durante la entrevista | Foto: FFCV

EB: ¿Qué se encontró usted al llegar a la FFCV en 1986?
MUÑOZ: Me encontré una Federación organizada, sin grandes problemas. Siempre hay uno o dos equipos descontentos, eso sigue pasando hoy. También había necesidad de invertir en renovación de estadios, estaban muy vetustos. También renovar la organización de las competiciones regionales, había demasiadas: Preferente, Primera Regional, Segunda, Tercera… Fue lo primero que hicimos: modificar esas competiciones y equilibrar los grupos. Y eliminamos la categoría de ‘Adheridos’. En aquella época, la Tercera División era estupenda, fue una época muy buena para la competición. Pasados los años, conseguimos unificar el fútbol base: la competición de los Niños de San Vicente estaba bien, pero sólo participaban los niños de Valencia capital y alrededores. Regularizamos todo y dividimos las categorías entre Infantiles y Alevines. Instauramos el fútbol-7 a mediados de los noventa y nos hicimos cargo de poner porterías en todas las instalaciones en la temporada 95-96.

EB: Tras su elección en 1988 como presidente de la RFEF, ¿qué relación hubo entre Ángel María Villar y la FFCV?
MUÑOZ: Fue buena, como debe de ser. Villar siempre atendió las necesidades que teníamos.

EB: Durante años, usted nunca escondió que compatibilizaba su cargo como presidente con su gestión de su agencia de viajes, que realizaba trabajos para la RFEF. ¿Sigue tranquilo respecto al testimonio que dio a los agentes de la UCO, hace ahora un año, por su presunta vinculación al ‘caso Soule’?
MUÑOZ: Tenía una relación comercial con la RFEF, como había sucedido. Yo no lo busqué, me lo propusieron: tenían problemas en la organización de los viajes, el antiguo secretario me dijo que tenía problemas con el fútbol sala porque los precios de unos desplazamientos y otros eran tremendamente dispares, con grandes diferencias de precio. Me preguntó si podía encargarme, y le dije que sí siempre y cuando no hubiese ningún problema de incompatibilidad. Sería el año 2000 o 2001. Estoy tranquilo, no he hecho nada feo. Era un trabajo más, como a cualquier otro cliente.

EB: ¿Cobraba usted como presidente de la FFCV?
MUÑOZ: Hay sueldo como presidente desde el año 2000. Hasta entonces, pasé catorce años sin cobrar un duro.

EB: Entonces, ¿diría usted que el fútbol le ha dado dinero o le ha costado dinero?
MUÑOZ: Eso es imposible de saber… En una circunstancia normal, si me dedicase sólo a mi negocio y no hubiese hecho nada en el fútbol… No puede saberse. Catorce años sin cobrar y luego otros dieciocho con una mensualidad, dedicándole todas las horas que le he dedicado… Sí, puede que el fútbol me haya costado dinero. Pero también es cierto que todo lo hice porque quería.

EB: ¿Por qué cree que el fútbol valenciano le ha renovado ocho mandatos en su cargo de forma consecutiva?
MUÑOZ: No lo se. Siempre procuré atender a todo el mundo lo máximo posible. Sí es cierto que esta Junta Directiva tenía la habilidad de anticiparse a los problemas que podían surgir, porque todos tenían mucha experiencia en el mundo del fútbol. Sabíamos de los problemas, pero muchas veces encontrar soluciones era complicado. Siempre sostuvimos que el fútbol debe ser lo más barato posible: una licencia vale 10 euros, y 6 euros renovarla. Siempre ha sido baratísimo. La gente protesta por los seguros de la mutua, pero no lo veo así: es baratísimo teniendo en cuenta que cubre la salud de un jugador desde septiembre hasta julio, diez o once meses de temporada.

EB: ¿Cree entonces que los niños juegan demasiados partidos?
MUÑOZ: ¡Sí! Juegan demasiado. Se abusa de los niños, lo tengo que decir. Programamos las competiciones para que acaben en mayo, porque los niños deben estar libres para sus exámenes. No hay que estar mareándole con partidos y torneos. Creo que se les ha ido de las manos, los torneos siempre buscan un beneficio y unos ingresos muy importantes para los clubes a través de rifas, el bar…

EB: Usted ha vivido en 32 años dos crisis económicas. ¿Cómo ayudó la FFCV a los clubes?
MUÑOZ: Por ejemplo, no aumentando tarifas. El precio de los árbitros ha aumentado sólo un 10% en los últimos diez años. Un arbitraje en Primera Regional cuesta 100 euros, pero el árbitro sólo se lleva 25 o 30 euros por su actuación. También subvenciones: este último año se han repartido 871.000 euros entre los clubes. El presupuesto ‘pelao’ de la FFCV no llega a 3 millones de euros, casi un tercio va a subvencionar y ayudar a los clubes. Una subvención es sólo una ayuda, no una solución a ningún problema. Hay que promover la gestión responsable.

EB: También el arranque del futfem en la Comunitat, su crecimiento, consolidación y ahora una etapa dulce…
MUÑOZ: Sabíamos que había necesidad de que el fútbol femenino tuviese su espacio. En el año 90-91 empezaron a jugar su competición. El cambio ha sido enorme, sobre todo en la calidad. Juntar a once niñas no es difícil, pero al principio no era sencillo ver buen fútbol. Su incorporación tan rápida les ha llevado a progresar enormemente en técnica individual, posicionamiento en el campo… Las diferencias en apenas dos generaciones de jugadores son tremendas.

Muñoz atendió a ESPORTBASE en su despacho | Foto: FFCV

EB: ¿Cómo compara el fútbol valenciano al del resto de España?
MUÑOZ: En fútbol base, estamos a la altura de los mejores. No somos inferiores a nadie. En fútbol aficionado, Segunda B o Tercera, es diferente. Hay muchos equipos en regiones con menos potencial futbolístico con inversores detrás que les ayudan a destacar. Creo que los inversores han hecho mucho daño a nuestro fútbol, desestabilizan a los clubes. Te ‘marean’, te dicen que pondrán dinero, los clubes se dejan llevar y al cabo de uno o dos años… Cuando no se consiguen los objetivos, se marchan y dejan los clubes hecho un solar. Y eso es una desgracia para el fútbol local, porque has habituado al aficionado a un nivel y una inversión que no eran normales. Luego, rehacerse es muy difícil.

EB: Hay ejemplos de inversión para bien, como en Villarreal. ¿Cómo ha sido su relación con ellos, con Levante y con Valencia CF?
MUÑOZ: El Villarreal es un ejemplo. También he vivido de todo con el Levante, con el presidente Ramón Victoria que en paz descanse. Yo entré en un año extraño, porque el Valencia bajó a Segunda y el Levante acababa de bajar a Tercera. Mi relación ha sido buena con todos, estoy muy agradecido porque siempre nos han apoyado cuando lo necesitábamos.

EB: ¿Cómo ha sido su relación con jugadores, técnicos o padres?
MUÑOZ: No he sido habitual de los campos porque los sábados por la mañana tenía que trabajar, pero siempre han sido muy buenas. Hay muchos chavales jugando en Primera o Segunda que pasaron antes por las selecciones FFCV.

EB: ¿Con qué momento se queda en estos 32 años a nivel profesional? ¿Y personal?
MUÑOZ: Ha habido varios. Cada reelección de Ángel María Villar era una tranquilidad para la FFCV, porque significaba una continuidad y que el trabajo era bueno para el fútbol. El cambio en la RFEF ha sido grandísimo a nivel deportivo porque se apoyaban, por ejemplo en las selecciones de formación, en las selecciones territoriales. Había técnicos de cada territorio recomendando jugadores que luego se probaban en Madrid, y ese sistema se mantiene hasta hoy. Por ahí ha venido el éxito del fútbol español. ¿En lo personal? Que Valencia fuese sede de los Juegos Olímpicos de 1992. Eso me causó una gran satisfacción, porque había bofetadas para serlo. La buena relación entre RFEF y FFCV fue clave para ello. Valencia fue sede de los únicos Juegos Olímpicos en nuestro país gracias al fútbol.

EB: Y ahora, ¿qué? ¿Cuál es el futuro de Vicente Muñoz?
MUÑOZ: Espero gozar de buena salud y disfrutar de tranquilidad con mi familia. Tengo sobrinos y nietos, la mayoría futboleros. Hay un nieto en particular al que le encanta correr detrás de un balón.

EB: Hablemos de las elecciones. David Albelda ya ha anunciado que se presenta, y es probable que Salvador Gomar también lo haga. Sin dar nombres, ¿qué cualidades debería tener el próximo presidente de la FFCV?
MUÑOZ: Ante todo, un gran interés en conocer los problemas del fútbol y en poderlos resolver. Para ello necesitará ayuda de su Junta Directiva y de todo el mundo del fútbol- Y una gran ilusión, por supuesto, porque el fútbol va hacia épocas difíciles, más de las que he vivido yo. Ahora que parece haber un poco más de dinero gracias a los derechos de TV, los clubes deberían usarlo en mejorar su organización y gastos comunes, y no invertirlo sólo en las plantillas. Que no lo ‘quemen’ y que lo usen en mejorar su estructura. El nuevo presidente tendrá que atarse los machos y pelear mucho.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.