Toda la información del fútbol base valenciano

La Comunitat Valenciana manda en el fútbol juvenil con un histórico doblete en el Campeonato de España

COMPARTIR
, / 252 0

Fotos: FFCV

Este 2018 pasa a ser, por derecho propio, uno de los años más especiales en la trayectoria de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana a nivel competitivo, con un doblete histórico en categoría Sub-18 tanto en la disciplina masculina como en la femenina.

En apenas 7 días, la FFCV ha saboreado las mieles del éxito en dos ocasiones, coronando a sus equipos juveniles como los mejores del territorio nacional. Dos triunfos en los Campeonatos de España que recalcan el buen trabajo desde la base ejecutado en los cuerpos técnicos de la Federación pero, principalmente, la labor de los clubes y escuelas de base encontrando las mejores materias primas y moldeando a sus jugadores y jugadoras para que se diviertan, compitan y, con una pizca de suerte, ganen un torneo así de complicado.

El pasado 8 de abril, la Valenciana Sub-18 femenina de Santi Triguero fue la encarga de escribir la primera página de este díptico con una épica victoria en tiempo de prórroga ante Cataluña (1-0). El tanto de Sara Martínez dio a las valencianas el triunfo en la gran final, a la que habían llegado tras doblegar al combinado local de Baleares. Sólo había que ver los rostros de las jugadoras, visiblemente emocionadas tras conquistar un trofeo que llevaban toda la temporada persiguiendo en las diferentes fases clasificatorias.

Siete días después, y tras saltar geográficamente desde Calvià (Palma de Mallorca) hasta la localidad madrileña de Boadilla del Monte, llegaba el turno para los chavales de Jose A. Gimeno. En semifinales, una ‘roca’ como Canarias, a la que sólo un imponente testarazo de Hugo Guillamón pudo hacer hincar la rodilla. Y, en la gran final, el propio Guillamón y el central granota Eusebio pusieron los cimientos defensivos para conquistar el título; el acierto cara a portería hizo el resto.

Los goles de Granados, Beitia y Raúl Alcaina fueron demasiado castigo para un País Vasco que no le perdió la cara al partido en ningún momento, pero que no tuvo más remedio que rendir armas ante un combinado valenciano hecho, tácticamente disciplinado y con mucha ‘pólvora’ en ataque.

Es el extraordinario colofón a una semana perfecta para el fútbol de la Comunitat; por delante, el bonito reto de las selecciones Cadetes, que siguen en liza y que buscarán obtener un póker de títulos que jamás se ha dado en la misma temporada.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.