Toda la información del fútbol base valenciano

Presidente del CDJ Manisense: ‘El hombre era un perturbado, pero por suerte las medidas de seguridad funcionaron’

COMPARTIR
, / 1104 0

Instalaciones del CDJ Manisense | Foto: Paco Polit

Veinticuatro horas después del incidente, la Ciudad del Deporte de Manises seguía siendo un hervidero de comentarios e indignación tras la detención de un individuo de unos 50 años el pasado sábado que había accedido ilegalmente a la zona de vestuarios y se había bajado los pantalones delante de un grupo de niños, además de invitar a alguno de ellos a marcharse con él. Una situación tensa que el CDJ Manisense supo resolver con rapidez y que, además, pone de manifiesto la necesidad de reforzar los protocolos y medidas de seguridad en los recintos de formación deportiva.

“Gracias a las medidas de seguridad que llevamos mucho tiempo tomando en nuestras instalaciones, se pudo detectar a tiempo al intruso. Tenemos siempre muchas broncas con padres que no están de acuerdo, pero les reiteramos que el cartel que prohíbe el acceso a esa zona y las medidas que tomamos tienen el fin de proteger a sus hijos“, explica a ESPORTBASE Pablo Victoria, presidente de la escuela.

El dirigente rememora en primera persona lo ocurrido, en un momento de la jornada “con mucho tráfico de personas”, con un partido de Alevines que acababa de finalizar, otro de Benjamines que estaba a punto de empezar y otro de Infantiles en marcha. La zona de vestuarios de las instalaciones está separada de los campos por una verja metálica con un cartel que prohíbe el acceso a cualquiera que no sea jugador o miembro del ‘staff’ de los equipos. Eso les sirve a los integrantes del Manisense para tener la zona vigilada con mayor facilidad.

Un suceso terrible: Padres y técnicos del Manisense redujeron a un individuo que intentó llevarse a niños de sus instalaciones

“Los niños estaban en la puerta del vestuario, esperando a que alguien les abriese. Los padres vieron a esta persona entrar, pero no tenían claro si pertenecía a algún equipo”, recuerda Victoria, que estaba en ese momento la grada central.

“En el momento en que el hombre se para a hablar con los niños y se baja los pantalones, los padres lo vieron inmediatamente a través de la verja de seguridad. Decía que les quería enseñar una cicatriz de una cornada de toro”, relata. En ese instante, todos los padres al otro lado de la verja la atravesaron “y fueron a por él”. El presidente y miembros del club llegaron al lugar segundos después y apartaron al sujeto, que no aparentaba estar en sus cabales.

Ese hombre no estaba bien, te lo digo yo que estuve con él. No tenía síntomas de estar borracho, no olía a alcohol. Creo que estaba perturbado“, recuerda el dirigente, quien intentó razonar con él sin éxito. “Hablé con él e insistía en que sólo quería enseñarles una cicatriz… Y volvió a bajarse los pantalones. Si quería hacer eso y presumir de cicatriz, podría haberlo hecho con los padres delante, ¿no? No es normal. Lo cogí y lo metimos en uno de los vestuarios de los árbitros”, explica.

La Policía llegó al cuarto de hora. Los padres seguían indignados, pero se consiguió calmarles. “Les dijimos que no se le podía tocar mientras se lo llevaban los agentes”, indica el presidente. La situación tomó tintes preocupantes especialmente por el efecto que tuvo sobre los pequeños: “Los niños estaban muy nerviosos, particularmente uno de ellos con el que el sujeto habló más. La policía le tomó declaración y afirmó que el hombre le había propuesto irse con él a Ribarroja. También interrogaron a uno de los padres”, recuerda.

Desde el CDJ Manisense se considera “muy grave” lo ocurrido, aunque a su vez recalcan la importancia de la seguridad y vigilancia en su recinto. A lo largo de este lunes se procederá, según fuentes del club, al juicio rápido al individuo detenido. Victoria, tras lo sucedido, optó por lanzar un comunicado en sus redes sociales “para pacificar la situación y explicar bien lo ocurrido” ante el aluvión de llamadas y la situación de alarma generada.

Además, se va a trabajar en un protocolo de seguridad también para sus partidos fuera de casa: “Los adultos tenemos que ser los guardianes de los niños. Es complicado siempre estar junto a ellos, pero debemos estar ‘encima’ todavía con más ahínco”. Se insta al resto de clubes a estar muy atentos y a llevar a cabo acciones similares en sus propios recintos deportivos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.