Toda la información del fútbol base valenciano

5 ideas para mejorar la comunicación en los grupos de Whatsapp de padres en fútbol base

COMPARTIR
, / 1040 0

Foto: Mientrastantoenmexico.com

WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes, que envía y recibe mensajes mediante Internet. Además de utilizar la mensajería en modo texto, los usuarios de la libreta de contacto pueden crear grupos y enviarse mutuamente, imágenes, vídeos y grabaciones de audio.

Los principales actores del fútbol de formación, entrenadores, padres y deportistas, deberían reflexionar sobre la manera de utilizar correctamente los medios que la tecnología pone a nuestro alcance. Hacer un uso lo más eficaz posible de esta aplicación comunicativa que nos posibilita poder distribuir información importante en cuestión de segundos debería ser una obligación.

 

La organización de los grupos

La base de un adecuado funcionamiento supone decidir primero cómo se organizan los grupos de WhatsApp.

a).- ¿Quién debe administrar el grupo?

El liderazgo debe ser del entrenador del equipo que es quien debe gestionar las interacciones comunicativas del grupo y quien debe moderar el envío de la información pertinente.

Por ejemplo, enviando un mensaje informativo:

“Buenos días. Primera Jornada de Liga, 12:00h Calasancio.  Quedamos a las 11,20h en el Colegio. Dirección: Calle General Díaz Polier, 57. Gracias”.

b).- ¿Quién debe formar parte de los grupos?

Dependerá de la categoría del equipo y su nivel de organización.

Por ejemplo, en un equipo infantil de fútbol debería de haber dos grupos:

  • Grupo del equipo: Entrenador + Jugadores.
  • Grupo de padres del equipo: Entrenador + Padres.

Es en estas edades, cuándo los deportistas deben independizarse y poder tener un grupo autónomo de los padres. De una forma progresiva deben ser los propios deportistas los que se encarguen de gestionar su dinámica dentro del equipo: los horarios de los entrenamientos y las competiciones, los cambios que puedan producirse y todas las incidencias que puedan ir surgiendo a lo largo de la temporada. Lo importante es que los deportistas “aprendan a asumir las responsabilidades que les corresponden, pues en caso contrario deberán ser los padres los que deban hacerse cargo de las responsabilidades de su hijo”.

Por ejemplo,

Imaginemos que Sergio, joven futbolista infantil, no puede ir al partido de este fin de semana porque tenía planificado con anterioridad un viaje con sus padres y el deportista se lo comenta a su entrenador. ¿Es necesario que en el grupo de WhatsApp del entrenador y los padres una madre le recuerde al entrenador que su hijo no va a poder asistir al partido?

Una vez establecida la autonomía en estos grupos, los padres deben evitar las invasiones (el aprendizaje de los progenitores en este contexto es saber dar un paso atrás), intentando que la comunicación se desarrolle con la máxima independencia favoreciendo la relación directa entre el entrenador y el deportista.

Algunas claves de la comunicación digital efectiva

La mensajería por WhatsApp pertenece al ámbito de la comunicación escrita –no verbal en su mayoría-, donde es esencial que, por ejemplo los padres, cuiden determinados aspectos formales.

La gramática y la ortografía.

Somos lo que escribimos y nuestra imagen queda sujeta a una utilización que hacemos del lenguaje.

a). – Grupo Entrenador-Padres.

Texto A: “¿Ha qué hora Emos kedado en el canpo de fúrgol?”.

Texto B: “¿A qué hora hemos quedado en el campo de fútbol?”.

¿Qué puede decir de nosotros el Texto A?

b). – Grupo Entrenador-Deportistas.

En este caso la comunicación puede ser menos formal y sujeta a los códigos más informales del lenguaje al uso de los deportistas jóvenes que pueden incluir expresiones juveniles, bromas internas del equipo, etc.

Educación.

Es importante que cuando un padre vaya a pedir alguna cosa al entrenador o al grupo, procure comenzar y terminar los mensajes con palabras educadas.

Por ejemplo,

«Hola a todos. Por favor, ¿alguien me puede indicar que color de camiseta térmica tenemos que llevar mañana? Muchas gracias”.

Grafismo.

“Los emoticonos aportan información no verbal muy importante, que es precisamente lo que echamos de menos en la comunicación digital, pero no hay que abusar si no añaden información”.

Por ejemplo,

Tenemos que ir con tiempo al partido, el campo está a 30 km de León: y alguien pone emoticono de un reloj, otro cara de miedo, el siguiente manda emoticono de brazo haciendo fuerza, otro unas palmas, otro cara de furia…

 

PADRES

Los padres y la gestión de los grupos

“Todo éxito parte de una buena organización

  • ¿El padre o la madre en el grupo?

Es habitual que por cada hijo se formen diferentes grupos de sus respectivos equipos de fútbol. Si unos padres tienen 3 hijos practicando fútbol, se les plantea un problema si no son capaces de gestionar el nº que cada uno debe atender con un criterio de ecuanimidad y equilibrio en la pareja.

Lo más conveniente, es distribuirse los distintos grupos entre el padre y la madre que no tener que cargar uno solo con todos, con evidente riesgo de morir de saturación, o tener que estar los dos en los mismos grupos, que podría derivar en equívocos al manejar información redundante. En este caso, lo más eficaz es compartir la información si es un tema complejo y decidir juntos [ejemplo B] y tomar las decisiones de forma individual en el caso de aspectos menos relevantes [ejemplo A].

Por ejemplo,

  • [A] Hola. Recordaros que mañana hemos retrasado la hora de comienzo del entrenamiento 15 minutos. ¿Quién puede llegar a la hora? Gracias.
  • [B] Hola a todos. Recordaros a todos los padres que me tenéis que confirmar el próximo martes quien va a ir finalmente al Torneo en Italia. Gracias.

En este contexto, hay que recordar que los padres deben administrar además, los grupos del Colegio, y otras actividades de sus hijos, familia y sus propios grupos.

  • Padres que deciden no estar en el grupo.

Por extraño que pueda parecer, hay padres de jóvenes futbolistas que prefieren no estar en el grupo de WhastApp del equipo. En estos casos, lo relevante es que sean capaces de utilizar otras estrategias de comunicación que les posibilite estar informados de las cosas importantes del equipo o en el caso de que tengan hijos con teléfono móvil, aprovechar para trabajar su autonomía y una adecuada comunicación entre ellos.

Por ejemplo,

Carla, madre de una joven futbolista declaró en una emisora de radio que ella no estaba en ningún grupo y su hija no había faltado nunca a ningún partido. Además, de forma desenfadada afirmó que se llevaba fenomenal con el resto de padres del equipo.

  • Padres separados.

Lo importante es este caso es que los padres se coordinen muy bien para que el deportista pueda asistir a las competiciones, sobre todo cuando el joven tenga que estar con uno u otro de los padres los fines de semana.

La comunicación entre los padres en este caso es esencial.

  • Padres que abandonan el grupo.

Cuando se hace un uso inapropiado del Grupo de WhatsApp, por ejemplo, para arengar al resto de padres con frases motivacionales antes de los partidos o cuando se realiza un excesivo envío de vídeos, hay algunos padres que deciden abandonar el grupo. En estos casos, el resto de padres «deberían evitar juzgar a quien decida dejar de pertenecer al grupo. Casi nunca su objetivo es molestar u ofender a los demás. Seguro que preferirían salir de forma discreta y sin hacer que nadie se sintiera mal, pero no pueden evitar que aparezca el dichoso mensajito de “fulanito” ha abandonado el grupo».

 

Algunas recomendaciones para el buen uso

5 recomendaciones básicas que los padres de los deportistas deberían tener en cuenta para que las conversaciones establecidas sean lo más satisfactorias y efectivas posibles:

  • 1) Si es asunto que únicamente afecta a tu hijo.

Los padres no deben utilizar el grupo para “cuestiones particulares” que solo afecten a su hijo, es recomendable utilizar el grupo para cuestiones que afecten a todos los deportistas del equipo.

Por ejemplo,

“Roberto está malo y no puede ir a entrenar”, este tipo de mensaje es mejor que sea enviado al entrenador por mensaje privado.

“Hola Ángel. El otro día nos comentaste que esta semana cambiamos los entrenamientos. Por favor, ¿nos puedes recordar a qué hora entrenamos el martes que hay varios padres despistados? Muchas gracias”. Este es un mensaje útil para todo el equipo de fútbol que demuestra buena comunicación entre los padres, donde uno ejerce de portavoz del grupo para resolver una duda.

  • 2) Al escribir no dejarse llevar por las emociones.

El Postpartido es un momento de elevada intensidad emocional. En el partido han sucedido cosas que pueden afectar emocionalmente a los padres, un hijo que no ha jugado mucho tiempo, un resultado “injusto” o pueden sentir cierta disconformidad con algunas decisiones del entrenador. Es precisamente en ese momento donde los padres deben mostrar más autocontrol emocional.

Por ejemplo,

Nada más terminar el partido no es el momento más adecuado para que un padre realice comentarios o una crónica del partido en el grupo de WhatsApp, y menos si se encuentra en un estado emocional adverso. No hay que olvidar que lo que el padre escriba será leído por el resto de padres, el entrenador y, probablemente el Director técnico, y las consecuencias pueden ser imprevisibles pudiendo afectar indirectamente s su hijo.

  • 3) Una cuestión legal

No es muy recomendable enviar fotos o vídeos de deportistas por este medio. Los padres de un jugador de fútbol “pueden difundir y distribuir la imagen de su hijo si lo consideran conveniente, pero no pueden difundir la imagen de los hijos de los demás”.

Por ejemplo,

Los padres de Pedro y María, que juegan en el mismo Club de fútbol de Madrid, no han autorizado al Club a publicar fotos de sus hijos en la página web del club ni en las Redes sociales. Si su Club no tiene esa autorización, los padres del equipo tampoco deberían saltarse esa condición, además en las fotos que realizamos puede haber jugadores del equipo contrario sujetos a la misma normativa y es algo que se puede evitar fácilmente.

  • 4) Cuestiones esenciales sobre “lo que voy a decir”:

¿Es importante?

Muchas veces los grupos se ven alimentados de conversaciones con mensajes, una semana sí y otra también, sobre ropa deportiva olvidada en el vestuario.

Por ejemplo:

“¿A quién le falta la sudadera?, al que le siguen una retahíla de mensajes del tipo: “a  Fran no”, “a Pedro tampoco”, “¿has preguntado en el club?”, “a Andrea no”, “José se la dejó el jueves”, etc. hasta que aparece el agraciado (que a veces lo hace el día siguiente), “le falta a Martín”.

¿Tiene relación con el deporte?

Los padres deben establecer un límite muy estricto a la hora de enviar ciertos mensajes que no tengan relación alguna con la actividad o el deporte. Sería perfecto, por ejemplo, compartir –de vez en cuando- un artículo sobre los Valores en el fútbol de formación que estimulara una reflexión en el grupo de padres. En cambio, sería más censurable que alguien mostrara su posición política respecto a la aplicación o no del artículo 155 de la Constitución.

El deporte y la actividad deben sobreponerse a otros contenidos sociales o políticos. 

  • 5) No se debe utilizar el grupo de WhatsApp para criticar al entrenador o al Club.

Los grupos de WhatsApp de padres y madres no son el medio adecuado para dirigirse al club, ni para formular quejas, ni para solucionar un conflicto con el entrenador. Para estas cuestiones deberían existir otras formas y canales establecidos por el Club en sus normas de Pretemporada.

Por ejemplo,

“Vaya alineación que has hecho hoy, te has cubierto de gloria, con lo fácil que lo teníamos para pasar a la final” o “estoy harto de que mi hijo no salga de titular, ya no sabemos qué debe hacer, está hundido, el único responsable es el entrenador y el Club que se lo permite, exijo una reunión urgente para hablar del tema o nos vamos del Club que ofertas no nos faltan”.

 

Concluyendo

El deportista aprende como sus padres se relacionan con su entrenador, el equipo y el Club

Ante ciertos peligros de la sociedad actual como son la sobreinformación, el bombardeo constante, el tener que estar siempre conectados o disponibles, realizar en el mundo del fútbol de formación comunicaciones efectivas y equilibradas es casi una obligación.

J. Enrique Rincón
Psicólogo Experto en Psicología del deporte
Es docente en PsicologiaparaEntrenadores.com y consultor en Psicoaching.net

Referencia: Artículo en prensa digital de Carlota Fominaya 

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.