Toda la información del fútbol base valenciano

Intrahistoria: el árbitro de 20 años que se marchó llorando del campo por los insultos de los aficionados

COMPARTIR
, / 2070 0

Aunque el vídeo ha vuelto a viralizarse en las últimas horas, es una historia que viene de lejos. Concretamente, de hace casi un año. Abril de 2017. Ocurrió en el País Vasco. La estampa, la del árbitro joven y en formación que abandona llorando un terreno de juego debido a las presiones e insultos desde la grada. Un imagen para reflexionar, pero que tuvo muchos más detalles necesarios para entender su magnitud.

Aitor U. era el árbitro encargado de impartir justicia en un choque entre el Zaldua y el SD Begoña, en categoría Infantil Segundo Año. Aitor tenía, en esos momentos, 20 años. El partido, en el tramo final, subió el nivel de intensidad. Con 4-3 en el marcador a favor de los locales, un penalti a favor de los forasteros desencadenó una gran bronca contra el árbitro del partido. El Begoña anotó desde los once metros y, tras el empate, una nueva ráfaga de insultos desde la grada hacia el árbitro y sus familiares. A los pocos minutos llegó el 4-5, y de nuevo gritos contra el colegiado exclamando que el tiempo ya estaba cumplido.

El vídeo detalla los instantes siguientes, con los visitantes celebrando el triunfo: “Se ve al pobre chaval abandonando el campo”, indica su autor, vinculado al SD Begoña, quien destaca que el joven trencilla decidió no retirarse a vestuarios debido a las lágrimas y prefirió sentarse en un rincón de la tribuna a descargar parte de la tensión acumulada. “Estaba llorando de impotencia y rabia” debido a los insultos recibidos, explica el responsable de grabar el vídeo, ” y al finalizar el partido, parte de jugadores, padres, y madres le despidieron con un aplauso dándole ánimos para que siga adelante”.

Algunos de los comentarios desde la grada (“es un chaval, no tiene la culpa”) muestran que, por fortuna, no todos los aficionados habían adoptado una postura agresiva contra el colegiado. De hecho, un nutrido grupo de seguidores esperó a que el joven se duchase en su vestuario para, al marcharse, aplaudirle, darle palmadas en la espalda y transmitirle mensajes de ánimo y apoyo. La cara positiva de un trago desagradable.

Las imágenes fueron muy impactantes hace casi un año y, gracias a las redes sociales, han vuelto a ponerse de relevancia en las últimas horas. Los padres del árbitro, una vez el vídeo con las lágrimas de su hijo al retirarse se hizo viral, no se mordieron la lengua: “Es un chico que está haciendo algo para lo que se necesita mucho coraje, carácter y personalidad. Con ello contribuye a que vuestros hijos se diviertan, hagan deporte, se relacionen y se formen como personas. También ha sido jugador y nosotros padres en la grada. Por eso, y sabiendo de lo que hablamos, podemos decir que viendo este vídeo hemos sentido vergüenza“, dijeron los padres del joven. Una vergüenza “como la que sintió nuestro hijo“.

Más árbitros que sufrieron un mal trago: ‘¡Qué pena que no se te pinchó la patera!’: racismo, sexismo y amenazas en la grada de un partido de Preferente en Asturias

La indignación de los padres no se debía ni a la actuación de su hijo, ni a la de los jugadores (“que en todo momento se portaron con corrección y respeto”), ni al desarrollo del partido, que tampoco fue “bronco”. “Nuestra vergüenza es ajena, y está motivada por la actuación de algunos padres que, amparados en el grupo, se atreven a insultar a un muchacho que les dobla en carácter y personalidad. Esos son los auténticos sinvergüenzas que, quizás algún día, consigan que nadie quiera ser arbitro, que nadie tenga el coraje de enfrentarse al grupo y que nadie se atreva a tomar decisiones que no gusten a todos”, escribieron.

“Dejad de una vez que los chavales aprendan, se formen como personas, se diviertan, hagan amigos dentro y fuera del campo de fútbol y aprendan a ganar y a perder. Para terminar, os deseamos que algún día todos vosotros podáis estar tan orgullosos de vuestros hijos como nosotros lo estamos del nuestro“, concluyeron los padres del joven colegiado.

Las muestras de apoyo recibidas tras el partido fueron numerosas, como también a través de las redes sociales cuando los hechos ocurrieron en abril de 2017. Fue entonces cuando Aitor, de manera breve pero concisa, aprovechó dichas redes para mandar su agradecimiento: “Gracias a todos por la comprensión de la presión que solemos tener”, dijo en los comentarios del vídeo.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.