Toda la información del fútbol base valenciano

No pedimos ayuda, sólo igualdad

COMPARTIR
, / 1133 0

Foto: FDM

ESPORTBASE nació en noviembre de 2015 (y se sigue manteniendo) como una apuesta financiada con capital privado de gente que ni mucho menos atesora dinerales en sus cuentas corrientes. La idea es y sigue siendo disponer de independencia para informar, entre otras cosas porque hacerlo sobre niños requiere una enorme responsabilidad. Y, en más ocasiones de las que trascienden habitualmente, un consenso a veces difícil de alcanzar.

Eso no significa que no busquemos ayudas en la financiación para aliviar la carga que ha supuesto para los bolsillos de los socios mantener durante dos años y medio el proyecto en marcha. Un proyecto, por cierto, que supera las 40.000 visitas mensuales y contabiliza ya temporada y media de programa de radio semanal, con la gestión de tiempo que eso conlleva. Además, con sección de deporte femenino y de deporte inclusivo, en un esfuerzo extra para dar visibilidad a quien creemos más la merece y necesita.

Se llenan la boca las instituciones de la necesidad de apoyar al deporte base. De darle visibilidad. De luchar contra situaciones como la violencia en los terrenos de juego, el comportamiento de los padres o los abusos por parte de algunos dirigentes. Algo que ha denunciado ESPORTBASE de manera sistemática en los últimos tiempos. Y cuya visibilidad se ha extendido hasta el punto de que medios de comunicación que tradicionalmente no afrontaban estos temas se hagan eco de ellos cada vez con mayor frecuencia. Incluso a nivel nacional.

Vamos a ser transparentes en este editorial. Hace un año nos reunimos con la Fundación Deportiva Municipal (FDM). Sabemos, porque es público, que existe un presupuesto que se destina al fomento de los valores deportivos que pregona la institución y se reparte entre diversos medios. Hasta aquí, todo normal. Y lógico. Sobre todo porque nosotros nunca íbamos a solicitar nada hasta que demostráramos nuestra utilidad a la sociedad.

En una reunión con la persona (política) responsable de esta partida, no solo se nos atendió con amabilidad sino que se nos trasladaron tres mensajes: no existía un periódico con nuestro perfil entre aquellos que recibían subvenciones; lo que publicábamos se alineaba con varias iniciativas de la FDM; y las cifras que presentábamos eran adecuadas para poder optar a entrar en la rueda de ayudas. Es decir, que teníamos “muchas posibilidades” (palabras textuales) de optar a ellas en 2018.

Hace dos semanas se hizo público el reparto de dicho dinero. Huelga decir que no solo no se nos incluyó sino que ni siquiera se nos volvió a contactar pese a las repetidas llamadas y correos electrónicos remitidos durante los últimos meses. Y, como digo, seremos claros: se optaba a 3.000 euros, que como el lector comprenderá ni van a cambiar nuestra cuenta de resultados ni serán definitorios para, por ejemplo, poder contratar a un periodista más en redacción.

Hablamos de coherencia, no de financiación.

En ese tiempo hemos aumentando nuestra nómina de anunciantes, que sí creen en lo que ESPORTBASE cuenta, hace y promulga cada día. Que, dicho sea de paso, le convierte en la única plataforma mediática de Valencia que toca temas de fútbol base real (desde su inicio) en la Comunitat. Y gracias a ello seguimos vivos, algo que aseguramos a la gente que nos lee que no ha sido fácil.

Esto no es, ni mucho menos, una pataleta. Simplemente queremos hacer reflexionar al lector y a las instituciones. Y llevar a las personas a la conclusión de que una cosa es lo que el Ayuntamiento cuenta y otra lo que luego hace. Que hace muchas cosas bien, ciertamente. Pero aquí, al menos, los valores que dice pregonar han caído claramente en saco roto. Tanto en el trato a las personas (todos recibimos muchos correos y no por ello dejamos de contestarlos) como en la apuesta real por el deporte de los más pequeños. Una pena.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.