Toda la información del fútbol base valenciano

El grito de Rhian Brewster contra el racismo salpica a la Selección Española Sub-17 y al Sevilla

COMPARTIR
, / 854 0

Foto: Getty

El pasado 28 de diciembre, la joven estrella inglesa Rhian Brewster explotó. Lo hizo con calma y midiendo bien sus palabras, pero la contundencia de sus afirmaciones ha puesto a muchos sobre alerta. En una extensa entrevista en The Guardian, el joven delantero sub-17 del Liverpool repasó algunos de los incidentes en los que se ha visto envuelto a lo largo de 2017, siempre con insultos racistas y menosprecios como nexo de unión. Una situación que, a su juicio, debe combatirse con mucha más firmeza de la vista hasta la fecha.

“Cuando sufro insultos racistas, lo único que quiero es que me dejen en paz”, recalca en el titular de la entrevista. El máximo goleador del pasado Mundial Sub-17 de la India no esconde su enfado por todos los episodios de racismo que ha sufrido en los últimos años, en una charla en la que sus contundentes afirmaciones tienen el total respaldo de la cúpula del Liverpool, desde su copropietario Mike Gordon hasta el entrenador del primer equipo, Jürgen Klopp, pasando por el legendario Steve Gerrard, quien ejerce en la actualidad como uno de los técnicos de la Academia ‘red’.

Foto: Danish Siddiqui / Reuters

Uno de esos episodios implica a jugadores españoles y tiene como escenario precisamente la final del Mundial Sub-17, cuando Brewster recuerda nítidamente como un futbolista del combinado español llamó “mono” a Morgan Gibbs-White, su compañero del Wolverhampton. “Algo pasó dentro de su área. Conforme Morgan regresaba a su posición, un jugador español le llamó ‘mono’ (…) Le dije: ‘Morgan, ¿has oído eso? Y me dijo que sí, que pensaba que era el único que lo había oído”, relata el delantero.

El ‘pique’ entre jugadores de ambas selecciones fue a mayores en el tramo final del choque, ya con 5-2 en el marcador a favor de los ingleses. “Nos decían que teníamos que ser respetuosos en la victoria. Yo empecé a reírme y dije: ‘¿Cómo podéis pedirnos respeto cuando uno de vuestros jugadores ha sido racista con nosotros? ¿Qué tal si vuestro compañero tiene respeto hacia nosotros?'”, recuerda.

Brewster, en su entrevista, desvela que la Football Association (FA) inglesa envió un informe sobre el incidente en la final del Mundial Sub-17 a la FIFA, esperando que hubiese sanciones al respecto. En noviembre, la FA aportó más pruebas al caso pero, hasta la fecha, no ha recibido notificación de que a la RFEF se la vaya a sancionar de ninguna manera.

Asegura que un jugador del Sevilla le llamó ‘negrata’

Las diferencias en el sentido y significado de las palabras son todavía más acusadas cuando los idiomas inglés y español se contraponen. El calificativo ‘negro’, que en español se ha normalizado hasta el punto que incluso se usa neutra o cariñosamente en muchos contextos, tiene una carga racista y peyorativa muy pronunciada en inglés: equivale a llamar ‘negrata’ (‘nigger‘) a alguien. Es quizá el insulto más ofensivo que pueden recibir. Y Brewster lo vivió en sus carnes en un choque de la UEFA Youth League ante el Sevilla.

“Era un contragolpe. Una jugada por la izquierda a la que intenté incorporarme. Uno de sus jugadores intentó bloquearme e impedir que subiese. Le agarré y cayó al suelo exagerando. Se levantó y me dijo algo en español. Empezamos a gritarnos y entonces me lo dijo“, rememora el inglés.

“Me lo dijo y reaccioné. Iba a marcharme del campo, directo al túnel de vestuarios. Steve (Gerrard, su entrenador) se dio cuenta de que algo iba mal y me rodeó con el brazo. Le dije lo que había pasado y ellos que lo dijeron al cuarto árbitro”, añade. El cuarto árbitro informó al principal de que un sevillista había sido acusado de ‘bullying’, algo que el jugador hispalense negó tanto sobre el césped como días después, cuando se investigó lo ocurrido.

“No creo que la UEFA se tome en serio este tema”

El principal motivo de la entrevista concedida por el jugador (y apoyada al 100% por su club, un Liverpool que sospecha que la UEFA no toma en serio estas denuncias) es, además de los casos anteriormente mencionados, un incidente durante el partido de su equipo ante el Spartak de Moscú a principios de diciembre. Brewster acusa a Leonid Mironov, capitán del equipo rival, de insultarle gravemente (‘cómeme la p…, negrata’). El jugador del Spartak lo niega. La UEFA ha dejado el asunto en mano de su comité disciplinario.

Mientras, Brewster y sus compañeros alucinan con que sucesos así ocurran apenas minutos después de que los equipos juveniles posen al principio de los partidos detrás de una pancartal con el lema de ‘UEFA Respect’. “Me pongo detrás de una pancarta, pero eso no les impide hacerlo a quienes insultan. Los castigos deberían ser más severos“, lamenta.

De todos modos, el triste fondo del mensaje es que el propio Brewster cree que su denuncia hacia los reiterados casos de insultos racistas caerá en saco roto. “No creo que la UEFA se esté tomando este asunto en serio. No les importa. Al menos, eso es lo que parece. Es como si lo hubiesen barrido bajo la alfombra“, concluye.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.