Toda la información del fútbol base valenciano

El subcampeonato de LaLiga Promises confirma que el Valencia debe apostar (y no recortar) por su cantera

COMPARTIR
, / 1840 0

Una trayectoria excelente en el torneo XXII LaLiga Promises desembocó en una merecida presencia en la final: el Valencia CF Infantil entrenado por Toni López -que habitualmente juega bajo el nombre Fundación VCF en su Liga- se plantó en el partido definitivo con todo merecimiento, aunque a la postre no pudo con el FC Barcelona (0-1) y hubo de conformarse con el subcampeonato del veterano torneo de Navidad en Arona (Tenerife).

Las sensaciones en el torneo -que el Valencia sólo había conseguido conquistar en una ocasión hasta la fecha- eran inmejorables: tras un choque inicial ante el Real Madrid que se saldó con derrota, su fase de grupos estuvo marcada por el buen fútbol y los goles. JEF United (4-1) e Inter de Milán (3-0) doblaron la rodilla ante los valencianistas. En cuartos de final, un solitario gol de Andrés Fernández bastó para doblegar al Borussia de Dortmund (1-0), y en semifinales fue de nuevo un tanto de Aarón Martín el que dio a los blanquinegros el pase ante el RCD Espanyol (1-0). En el lado contrario del cuadro, el Barça también sufrió de lo lindo para colarse en la final tras unas semis a cara de perro ante el Atlético de Madrid, con otra tanda de penaltis electrizante (2-2).

La final arrancó con cierta parsimonia en ambos equipos, incapaces de desplegar su juego habitual en los compases iniciales. La presión del escenario era grande, pero poco a poco las dos escuadras se fueron soltando. La primera mitad, eso sí, deparó pocas ocasiones claras de abrir el marcador para los valencianistas. En área contraria, el Barça no encontraba los espacios suficientes para hacer daño a los de Toni López, muy sólidos en defensa durante todo el campeonato. Así, el primer acto terminó con el resultado inicial en el marcador.

Nada más reanudarse el choque, el gol que resultaría definitivo: Gerard Hernández sorprendió desde la frontal para colocar el 0-1 y ponerle el choque cuesta arriba al Valencia. Los valencianistas se lanzaron a por el partido y acumularon jugadores en zona de ataque, sin fortuna a la hora de lograr el empate. En la retaguardia, el Barça también gozó de un par de contragolpes para sentenciar, pero Vicent estuvo soberbio bajo palos. El intercambio de golpes, no obstante, no arrojó frutos para ninguno mientras los minutos caían y el tiempo se agotaba. El tiempo se agotó y el Valencia se quedó sin anotar por primera vez en el campeonato. La alegría culé contrastaba con la decepción y lágrimas en el bando blanquinegro.

Toni López, Mejor Entrenador del torneo

Tras el partido, Toni López tuvo trabajo extra animando a unos jugadores que estaban desconsolados. “Los hemos intentado, hemos jugado contra un gran equipo. Queremos dar la enhorabuena al rival, lo ha hecho muy bien y es el justo vencedor”, dijo con lágrimas en los ojos el preparador del equipo de la Academia.

López fue nombrado por la organización Mejor Entrenador del torneo, aunque su equipo no se llevase para casa el trofeo de campeón. “Lo que ha hecho este equipo tiene mucho mérito. Quizá no ahora, pero dentro de un tiempo los jugadores recordarán que fueron subcampeones de un torneo que nunca más podrán jugar”, indicó en la entrevista tras el partido.

Recortes en la Ciudad Deportiva de Paterna

El subcampeonato del Valencia CF Infantil en Arona llega en una semana en la que se han conocido alguna de las intenciones de la cúpula directiva del Valencia CF respecto a su Academia y el fútbol base en la Ciudad Deportiva de Paterna. El presidente del club, Anil Murthy, baraja prescindir de la mitad de los equipos de la entidad que se ejercitan en sus instalaciones, concretamente toda la línea de Escuela VCF que, en contraposición a los equipos Academia VCF, tiene jugadores que pagan una cuota por militar en el club (en la Academia, todos los jugadores están becados por la entidad), tal y como avanzó Plaza Deportiva.

La decisión se debe a la intención de profesionalizar hasta el extremo la Academia y apostar decididamente por un trabajo de élite a todos los niveles en el seno de la cantera. Eliminar los altos costes que supone en términos de material deportivo (la ropa de esos equipos, de la marca Adidas, no viene recogida en el marco del acuerdo entre la multinacional germana y el club, por lo que el Valencia debe correr con todos los gastos de su bolsillo) es otra de las causas que esgrimen los rectores de la entidad. El club planea usar sus convenios con otras entidades y clubes para paliar en cierta medida la ‘huida’ de talento en caso de aplicar esta medida.

El club no ofrece cifras concretas desde hace años pero, en base a la información de la que dispone ESPORTBASE, el coste medio anual de una Academia de élite para un equipo de Primera División en España -con las habituales excepciones- suele oscilar entre los 6 y los 8 millones de euros. Una cifra no excesivamente alta que, sin embargo, acaba pareciéndolo en un contexto como el valencianista, en el que a lo largo del último año se han llevado a cabo profundos recortes tanto en la masa salarial de la primera plantilla como en los gastos de personal y cargos del club.

La decisión afectaría a cerca de dos centenares de niños que juegan en los equipos de fútbol-8 y fútbol-11 de la linea Escuela VCF, así como a una veintena de técnicos y preparadores. No es la primera vez que se plantean cambios profundos en Paterna: el aterrizaje de Jose Ramón Alesanco hace dos años trajo consigo una remodelación importante y muchas salidas de entrenadores, aunque finalmente no se llevó hasta el final su proyecto de apostar sólo por el fútbol-11 a nivel formación y restar relevancia a los equipos de fútbol-8. En unas semanas en las que se habla abiertamente de recortes, los chicos de Arona han demostrado que, con la confianza y el respaldo adecuados, los resultados siempre acaban llegando.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.