Toda la información del fútbol base valenciano

Arena Alicante Infantil ‘B’ se quedó con la miel en los labios ante el Daimus (3-3)

COMPARTIR
, / 782 0

Foto: Juan E. Gutierrez

Con la miel en los labios, así se quedaron los chicos del Infantil B del C.F. Arena Alicante, al ver como en los minutos de descuento, el jugador visitante Izan (10), encontró un balón suelto a media altura dentro del área tras un saque de banda, y enganchó un derechazo de volea inapelable, ante el que Miguel (1), portero local, nada pudo hacer, poniendo en el marcador el definitivo 3-3.

Sacudidos los nervios del debut en competición la semana pasada, los chicos del Arena salieron esta vez con la lección aprendida, y buscaron desde el primer momento la velocidad en el juego y su calidad en el toque de balón. La banda derecha se convirtió en la mejor arma del equipo local. Rober (11), con un derroche físico durante todo el encuentro, aprovechó su velocidad para percutir una y otra vez por banda, llegando a línea de fondo y poniendo pases al corazón del área. Tras un primer aviso, robó un balón en medio campo y puso rumbo a la línea de fondo, dobló el pase atrás donde Mario (12) ya esperaba con la derecha lista para empujar el balón al fondo de la red.

No se hizo esperar la reacción visitante y de nuevo Izán (10), el jugador más peligroso de los de Daimus, enganchó un zapatazo desde fuera del área que sorprendió al portero Juan David (25), poniendo las tablas en el marcador. Los locales superaron en el medio campo a los rivales, con buen control de balón y aperturas a las bandas para darle velocidad al juego, fue de nuevo por la derecha por donde llegó el segundo gol, también obra de Mario (12), que tras superar al central por arriba enganchó un fuerte chut para batir la portería rival.

Con ventaja local se llegó al descanso, con superioridad en el juego por parte de los alicantinos, sirva como dato que únicamente tuvieron los de Daimus dos tiros a puerta, el primero que se convirtió en el empate a uno y una falta directa a unos metros del borde del área bien atajada por Juan David (1).

Foto: Juan E. Gutierrez

Tras el preceptivo descanso, salieron los locales ligeramente despistados, con poco control y pérdidas en el centro que luego eran bien corregidas por la sólida defensa. Una de esas pérdidas tuvo que ser atajada en falta, pegada a la cal de la banda izquierda atacante, ejecutada muy bien por Gustavo (6), y lo que desde fuera parecía un centro peligroso, acabó colándose por la escuadra de la portería, poniendo de nuevo las tablas y la emoción en el partido.

Se recuperaron los locales de la torrija inicial y fueron creciendo en el juego, tras los primeros cambios para dar oxígeno al equipo, los locales siguieron asediando la portería contraria. Disfrutaron de un penalti, bastante protestado por los visitantes, pero Jarno (10) quiso ajustar tanto, que pegó al palo, el balón recorrió la línea de gol y acabo saliendo por la línea de fondo del lado opuesto. Persistieron en su empeño, jugando por bandas y con múltiples llegadas, dos tiros al palo, cara a cara con el portero mal definido, y entonces llegó una jugada a balón parado. Córner que bota Sofiane (9), alguien que la peina en el primer palo y por el centro aparece Dani (5) que sin temor se lanza en plancha para conectar con el balón y poner de nuevo con ventaja a los locales.

Ya sólo quedaban 12 minutos para el final, los locales parecían tener controlado el encuentro pues no se acercaban lo de Daimus a la portería, hasta que llegó el descuento. Concedieron ese saque de banda por la derecha del ataque, saque en largo que alguien prolonga y allí le cae a Izan (10) que empala para igualar definitivamente el encuentro. Lo dicho, con la miel en los labios lo locales y celebración como si de una victoria se tratase los visitantes. Lección que se llevan los alicantinos, tendrán que aprender a cerrar los partidos, en este fútbol y a este nivel no se pueden hacer concesiones.

Texto: Juan E. Gutierrez

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.