Toda la información del fútbol base valenciano

‘Todo por la escuela’: el cambio radical en la filosofía y método de trabajo del CD Viver

COMPARTIR
, / 1201 0

Campo Municipal ‘Enrique Villalonga’ de Viver | Foto: CD Viver

El Club Deportivo Viver, un clásico del fútbol en el Alto Palancia con 55 años de vida a sus espaldas, ha decidido cambiar el rumbo de la asociación de manera radical. Con muchas caras nuevas en la directiva, quieren que la temporada 2017-2018 marque un punto de inflexión para edificar un proyecto a largo plazo: “Este debe ser el año del asentamiento de unas bases nuevas sobre las que empezar a construir”, explica su director deportivo, Óscar Talens.

Jugadores del CD Viver | Foto: CD Viver

La revolución comienza con la redefinición del club como “escuela deportiva sin ánimo de lucro que representa sus valores y a Viver en el exterior, por medio de todos sus equipos”. Según disecciona el técnico, esto tiene varios significados importantísimos:

  • El club pasa a pensarse como una escuela: el equipo Amateur deja de ser el objetivo final del club, y pasa a ser una consecuencia del trabajo desde la base (“se piensa el club ‘al revés’ que anteriormente”, indica Talens);
  • El club no tiene ánimo de lucro: pese a pensarse como una escuela, es una asociación al servicio de sus socios y del pueblo, por lo que los precios han de ser contenidos, buscando una mejora en la calidad;
  • El club es una escuela fundamentada en valores: dado que se considera que éste es uno de los pilares del fútbol base que viene.
  • Todos los equipos representan de igual manera a la asociación y sus valores.

El proyecto que ahora comienza quiere involucrar a todos los que componen el CD Viver: directivos, entrenadores, socios, padres y patrocinadores/colaboradores. “Queremos que sea un proyecto en común, donde todos estemos guiados por unos mismo valores”, agrega el director deportivo, quien destaca siete facetas:

1) Queremos ser una escuela inclusiva, donde podamos dar la oportunidad a todos los niños y jóvenes que deseen disfrutar de la práctica del fútbol esta oportunidad.
2) Queremos ser una escuela de calidad, asequible y en crecimiento. Esto no es sencillo, y supone que todos hagamos un planteamiento diferente de club. El Amateur, por ejemplo, ahora también paga cuota, buscando repartir costes. Por otra parte, este año se lanza una nueva iniciativa, donde el club quiere promocionar nuevos entrenadores para la base subvencionándoles el curso básico de entrenador, buscando mayor calidad. Además, por primera vez el club pone a disposición de los padres autobús para aquellos equipos que lo necesiten. En resumen, redistribución de ingresos y gastos, poniendo como prioridad la base.
3) Queremos ser una escuela colaborativa con los equipos del entorno: entendemos que, en una zona donde no hay mucha población todos somos necesarios, y que la unión de nuestros esfuerzos da un resultado mayor que la suma de las partes. Por esto, no compartimos la idea de “competir” por los niños,. El diálogo y la cooperación entre equipos debe primar.
4) Apostamos por un proyecto común entre club-padres-jóvenes.
5) Apostamos por el trabajo a largo plazo con los jóvenes.
6) Apostamos por el respeto por el contrario, las reglas, el árbitro, el propio equipo y nuestro entorno.
7) Apostamos por el ocio y la formación, antes que por los resultados (deportivos) En este sentido, este año se ha realizado el II Campus de fútbol formativo, del que esperamos se hagan muchas más ediciones.

Todo este proyecto, para funcionar, “requiere de personas”. Está impulsado desde la directiva por Antonio Macián, Fernando López y César Martín -jugadores en activo del club-, y un grupo de trabajo “consciente” de que hay mucho trabajo por delante. La intención es configurar equipos Benjamín, Alevín, Cadete y Amateur federados, además de un Querubín y un Prebenjamín no federados. Pero, como concluye Talens, lo importante no es la cantidad: “A partir de ya, lo importante es la calidad“.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.