Toda la información del fútbol base valenciano

Sedaví CF celebra su treinta aniversario en plena planificación de una temporada clave

COMPARTIR
, / 960 0

Toni Calderón, director deportivo | Foto: Sedaví CF

El pasado 21 de julio, el Sedaví CF celebró su trigésimo aniversario como club de fútbol, al cumplir oficialmente treinta años como asociación sin ánimo de lucro.

Sus comienzos, fijados un poco más atrás -en el año 1981-, sirvieron para poner los fundamentos de una entidad por la cual “han pasado muchos presidentes, directivos, entrenadores, delegados, padres, madres, hermanos, hermanas, abuelos, abuelas, tíos, tías, primos, primas…”, recalcan desde la entidad. Su agradecimiento se hace extensivo “a todo el mundo que hizo posible que el Sedaví CF esté hoy en día en el lugar que está, enseñando, formando y compitiendo con los mejores equipos de la comunidad”.

La celebración en el Sedaví llega en un momento de actividad frenética, con mucho trabajo en el mes de julio y las renovaciones confirmadas de su director deportivo, Toni Calderón, y buena parte de sus técnicos y futbolistas, así como del nuevo coordinador de fútbol-8 Pedro Cerdán, quien se encargará de la formación de los equipos y trabajará diariamente con todos los entrenadores para implantar la metodología de entrenamiento específica y trasmitir los valores de la escuela.

Pedro Cerdán, coordinador de fútbol-8 | Foto: Sedaví CF

Precisamente el trabajo en fútbol-8 ha dado alegrías a una escuela que sabía lo difícil que era mantenerse en Superliga, y más tras un cambio a todos los niveles en verano de 2016 tras la salida del equipo gestor y la llegada de la nueva directiva. “Somos un equipo en una ciudad de 10.000 habitantes, hubo un cambio en el banquillo y finalmente logramos salvar la categoría en Alevín Segundo Año, muy importante dado que en caso contrario muchos jugadores se hubiesen marchado”, explica Calderón a ESPORTBASE.

Lo atractivo de jugar en un equipo que compite con los mejores siempre es un aliciente para jugadores y sus familias, como confiesa el director deportivo: “Nos pusimos el mono de trabajo, tuvimos que hacer cambios sobre la marcha en la temporada, una psicóloga vino a ayudarnos… Somos una escuela económica para las familias y tenemos que tirar de ganas, muchas horas y mucho esfuerzo para equipararnos”, agrega. A su juicio, el núcleo de trabajo debe estar formado por gente implicada “y que sienta el club” para seguir consolidándose.

Consolidación y crecimiento en el aniversario

Treinta años después de su fundación, el director deportivo se marca metas ambiciosas para seguir creciendo dentro de las Superligas de fútbol-8: “La clave para estar ahí siempre es trabajar, conocer a la gente y tener comunicación constante. Eso al padre y al jugador le llega”, explica Calderón, que en la 2017-2018 llevará a dos equipos de potencial interesante como son el Alevín A y un Alevín B “buenísimo”, sin olvidar a un equipo Cadete al que ve con mimbres para subir a Liga Autonómica.

“Pensamos que puede ser un gran año para el Sedaví para asentar el fútbol-8 y subir en Cadetes para dar un salto de calidad a una escuela que, pese a ser pequeña en la actualidad, quiere crecer”, insiste.

Una perspectivas mucho más halagüeñas que hace un año, cuando en verano de 2016 “había gente que pensaba que la escuela podía desaparecer o ser reemplazada por otra”, con dificultades y dudas para firmar jugadores y convencer a las familias. “Hicimos equipos en apenas dos semanas y han rendido muy bien, así que pensamos que algo bien se ha hecho”, confiesa un Calderón cuyo objetivo es que “la gente quiera al Sedaví y quiera pasar aquí su formación deportiva académica” para, al final, “que nuestra escuela viva de su materia prima, pero también que viva de su buen trabajo”.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.