Toda la información del fútbol base valenciano

Dura carta de los padres del CF San José Alevín ‘A’ por una victoria en los despachos del Alboraya UD

Polémica entre ambas escuelas a raíz del partido de Superliga Alevín Segundo Año del pasado 13 de mayo
COMPARTIR
, / 5613 0

Alevín A del San José junto a jugadores alevines del Alboraya UD | Foto: CF San José

Durante la jornada del jueves, una carta redactada por los padres de los jugadores del equipo Alevín A del CF San José se extendió a través de redes sociales y grupos informativos del fútbol base valenciano. En la misiva, una dura acusación a los responsables del Alboraya UD a raíz del choque que midió a ambos equipos en Superliga Alevín Segundo Año el pasado 13 de mayo. El partido terminó 2-3 para los azules, pero el Comité de Competición modificó el marcador y otorgó el triunfo al Alboraya (3-0) por alineación indebida.

Esta es la carta íntegra remitida por los padres del equipo:

Carta abierta al fútbol base de la Federación Valenciana

Los responsables deportivos de la UD Alboraya han visto consumada su tropelía. Su Alevín A perdió en su campo, en la jornada 27, el partido con el Alevín A del CF San José, como también había perdido el de ida.

Perdieron el partido pese a tener un jugador más durante 40 minutos por una expulsión que su delantero y sus padres provocaron a gritos, en una acción que el árbitro reconoció a los jugadores no haber visto.

Perdieron el partido, como habrían perdido el de la jornada 26, donde caían 2-0 cuando les expulsaron a su jugador número 11 y alinearon otro en su lugar para terminar empatando a dos.

Perdieron en el terreno de juego, pero pese a alinear jugadores cuando se expulsa a los suyos, recurrieron en los despachos el simple hecho de que San José pretendiera sustituir al niño por otro jugador, como hacen ellos mismos y es práctica común en fútbol-8.

Y perdieron legal y justamente, porque no tuvo trascendencia alguna en el juego la presencia del jugador en el campo unos segundos, mientras los entrenadores pedían explicaciones al árbitro por la insólita expulsión que había decretado tras preguntar a los jugadores por lo sucedido.

Y los responsables deportivos de la UD Alboraya vieron perder a su equipo ese día, pese a jugar 40 minutos con un niño más por una razón, porque eres inferior cuando te grita y presiona en exceso tu entrenador; lo vieron perder y no pudieron soportarlo.

Y ahora todo el fútbol base de la provincia sabe que el esfuerzo en el campo de unos chavales con un jugador menos y un clima adverso se ha despreciado.

Que han dejado 4 partidos sin jugar a un niño mientras en otros partidos no ha habido consecuencia alguna para acciones incomparablemente más graves (como un bofetón en la misma jornada)

Que se les ha pretendido privar de su logro deportivo, pero ha sido en vano. Les han quitado los puntos, pero no la victoria, porque todo el fútbol base de la provincia sabe ahora que el Alevín A del CF San José ganó los dos partidos de liga a la UD Alboraya.

Que este Alevín A tiene tres puntos de más, que no le corresponden, en su propósito de conservar una posición en la tabla que veían peligrar, ganando partidos en los despachos.

Una roja, una polémica y una normativa que choca con la formación

¿Qué ocurrió aquel 13 de mayo en el Campo 1 de la Ciutat de l’Esport de Alboraya? Las versiones se contradicen, y de hecho los técnicos del equipo local aseguran estar en poder del vídeo del partido que, según fuentes de la escuela, demostraría que ellos llevan la razón. Sin embargo, al menos a fecha de hoy, no tienen previsto hacerlo público.

Tras consultar a varias fuentes de ambos clubes y testigos directos, esta fue la película de los hechos.

Con 1-3 en el marcador, corría el minuto 25 de la primera mitad cuando llegó un córner favorable al San José. Iván Vilar, atacante y habitual en la Selección Sub-12 de la FFCV (que ganó el Campeonato de España hace unas semanas), se acercó al portero para aprovechar su envergadura y dificultar su labor en la acción a balón parado. Así lo describe a ESPORTBASE un padre del San José: “El portero le pidió un compañero que se lo quitase de encima. Dicho jugador, atacante del Alboraya, le golpeó con ambos puños sin excesiva fuerza en la zona de los riñones. Luego volvió a hacerlo. Iván asegura que la segunda vez fue con más fuerza, y en el típico gesto de quitarse de encima al rival que te encima desde atrás, golpeó con el codo al jugador del Alboraya en el rostro debido a la gran diferencia de altura”, relata. Otros testigos insisten en que no hubo provocación, y que simplemente el jugador azul soltó el codo para librarse del marcaje.

El jugador local cayó al suelo. Supuestamente, el griterio de los padres locales habría atraído la atención del arbitro que estaba mirando en dirección al lanzador del córner. Otros testigos del bando local aseguran que el árbitro sí vio el codazo. El colegiado, muy joven, se acercó al lugar y preguntó por lo ocurrido: “Iván le dijo que le estaban empujando, y el jugador local dijo que le había golpeado con el codo”. El árbitro le mostró la roja directa al delantero del CF San José. Así quedó escrito en el acta del partido:

Acta del partido (1)

Los hechos se precipitaron. Hubo lío. Los visitantes protestaron por la rotundidad de la roja a un jugador Alevín en una acción que consideraban fortuita. La reacción más serena, curiosamente, fue la del infractor: “La actitud de Iván fue ejemplar, se marchó acatando la roja porque sabía que se había equivocado“, indica otro testigo. En medio del revuelo, y mientras cuatro o cinco técnicos de ambos equipos se hallaban dentro del campo hablando o protestando al colegiado, un centrocampista del San José saltó al césped para reemplazar a su compañero expulsado.

Aquí debemos hacer un inciso y hablar de la normativa FFCV para fútbol-8. Es muy poco frecuente ver cartulinas rojas en estas edades; de hecho, lo habitual es que cualquier árbitro perdone la expulsión a un futbolista en caso de entrada brusca o golpe duro por motivos formativos y opte, en su lugar, por mandarle al banquillo sin jugar hasta el descanso o hasta el final de partido. Eso permite al equipo del infractor reemplazar al jugador en el campo y seguir con ocho jugadores, manteniendo la igualdad numérica. De hecho, en algunas ocasiones incluso después de mostrar la roja se permite al equipo del infractor reemplazarlo con otro hombre en el césped.

Volvamos al partido. El choque se reemprendió, y a los pocos instantes un técnico advirtió que el CF San José seguía jugando con ocho hombres tras haber saltado un jugador al césped. Según los padres del equipo azul, el Alboraya había hecho precisamente eso la semana anterior ante el Sedaví CF. Entonces no hubo altercados. Esta vez, sí: de nuevo se detuvo el choque debido a las protestas, con técnicos de ambos equipos de nuevo en el campo e incluso el coordinador del San José. El equipo visitante decidió quitar al jugador. El partido, con unos 35 minutos de juego en inferioridad numérica, terminó 2-3 a favor de los azules en tiempo reglamentario. Así lo narró el colegiado en el acta:

Acta del partido (2)

Los aficionados del San José desvelan que el árbitro se mostró afectado al descanso tras mostrar la roja al jugador. “Le atendieron y le dieron agua con azucar o algo parecido”, indican, “y su padre, que estaba viendo el partido desde fuera, le dijo que había expulsado correctamente a Iván porque había habido un codazo”. Tras el partido, el árbitro reflejó en el acta la agresión “sin mencionar que hubo provocación previa“.

Tras la resolución del Comité de Competición de la FFCV, a Iván Vilar le cayeron cuatro partidos de sanción. En palabras de los responsables de ambos clubes (detalle importante), “una barbaridad”. De hecho, arrastrará la sanción incluso a la primera jornada de la 2017-2018, ya en categoría Infantil.

El Alboraya alegó alineación indebida

Con todo, el enfado de los padres del San José se centra en el escrito que el Alboraya UD envió a la FFCV resaltando la alineación indebida del rival en el acta, al haber disputado un par de minutos de partido con ocho hombres tras haber visto uno de sus jugadores la cartulina roja. “Nunca protestamos que nos expulsasen a Iván y nos lo quitasen cuatro partidos, incluso perdiéndose el partido contra el Valencia”, insisten. “Pero que nos quiten la victoria en ese partido es una injusticia que no dejaremos pasar en honor al esfuerzo de nuestros hijos, que se lo ganaron casi cuarenta minutos jugando con uno menos”, añaden.

Por su parte, fuentes oficiales del CF San José consideran que la reclamación del Alboraya UD es respetable “porque están en su derecho”, aunque albergan dudas respecto a la ética de la acción teniendo en cuenta los precedentes y que, una semana atrás, el jugador del Alboraya Xente Vila había visto una cartulina por insultos en el partido ante el Sedaví y en esa ocasión el equipo rojinegro sí pudo jugar el resto del choque con ocho jugadores. Además, aducen a un desconocimiento de la regla incluso por parte de figuras responsables de la FFCV consultadas vía telefónica nada más se produjo la acción el pasado 13 de mayo. “Aún así”, recalcan, “están en su derecho y pensamos que el tema debe quedar ahí“.

En el caso del club azul, sus escritos enviados a los Comités de Competición y Apelación de la FFCV el pasado 22 de mayo apunta claramente a la figura de un directivo del Alboraya como responsable de la protesta formal de su club, que a la postre les otorgaría los tres puntos en el partido.

Por último, en el caso del Alboraya, además de insistir en que el vídeo del partido en su poder demuestra que la tarjeta roja fue correcta y estuvo justificada, los técnicos consultados aluden a una decisión por parte de la entidad en reclamar por la alineación indebida, aunque en el caso de algunos de sus entrenadores no consideraban necesaria la reclamación a la FFCV al considerar que el rival se había ganado “en el campo” la victoria.

*NOTA: El Alboraya UD se pronunció también de manera institucional a través de una Tribuna Abierta en este periódico el 28 de mayo de 2017, 48 horas después de la publicación de este artículo.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.