Toda la información del fútbol base valenciano

, / 905 0

Lluvia de goles entre los Alevines del Arena Alicante y Sant Joan (7-4)

COMPARTIR

Tal y como se intuía, llegaban los de Sant Joan con muchas ganas de desquitarse de aquel partido que dio inicio a la temporada y que supuso un inesperado revés en sus aspiraciones ligueras. Llegaban a este encuentro en tercera posición, a dos puntos de los de la playa y con el hambre de ganar para asaltar la primera posición, a expensas de lo que hiciera el tercer implicado, el C.D. Barrio Obrero. Los primeros minutos fueron de tanteo mutuo, ambos equipos se observaban buscando los puntos débiles del rival. Pronto se vio cuál iba a ser la táctica de los visitantes, de la que ya estaban advertidos los locales. La envergadura de los de Sant Joan y la potencia en los saques de banda de su jugador número 3, Nicolás Salvador, iba a ser la tónica en sus jugadas de ataque. Así nació el primer gol, balón al centro del área desde la banda que peina uno de los delanteros, y en el barullo que se forma, Iker acierta a empujarla al fondo de la red, poniendo en ventaja a los visitantes. Explosión de júbilo en el campo y en la banda, pues el partido se les ponía de cara muy pronto. Llevaban tiempo los de la playa sin tener que remontar un marcador, pero cuando hay calidad y se juega con la intensidad necesaria, pocos rivales se les resisten a estos chicos.

Sólo tres minutos tardaron en poner las tablas en el marcador con un gol de falta directa, magistralmente ejecutada por Nacho, que demostró que tiene un guante en esa pierna derecha. Lo intentaron por las bandas, raseando la pelota para evitar las fuertes rachas de viento y la corpulencia de los rivales, fueron poco a poco ganando terreno, sin permitir que los visitantes sacaran el balón jugado, obligándoles una y otra vez a jugar en largo para salvar la presión, allí estaban los defensas locales atentos para recuperar y empezar a jugar de nuevo. Los siguientes diez minutos fueron de continuo ataque local, que tuvieron la recompensa con dos nuevos goles. Otra vez Nacho ejecutó una falta directa muy escorada en la banda izquierda, que consiguió meter entre la barrera y el poste corto, sorprendiendo al portero rival. Rober impuso su velocidad por la banda derecha y en una de sus cabalgadas puso el balón atrás para que Mario de zapatazo seco, colocara el balón raso junto al poste donde no llegó el portero. Se puso el partido interesantísimo cuando al filo del descanso consiguieron recortar distancias los visitantes con gol de Denzel.

Tras el descanso, los visitantes vieron la posibilidad de la remontada e intentaron subir la presión para robar más cerca del área rival, pero los locales se defendieron bien y salieron en contras fulgurantes por las bandas y se plantaban frente al portero, golpearon dos veces más para ganar tranquilidad, primero Sergio que con frialdad dentro del área, recortó a la defensa y al portero para colocar el balón raso al fondo de la red, y posteriormente un velocísimo Rober por la derecha cruzó el balón para poner el quinto. No bajaron los brazos los de Sant Joan, que aún creían en sus posibilidades y lo siguieron intentando, con más garra que fútbol, pero aún así consiguieron de nuevo ponerse a uno, primero con un gol en propia puerta de Pedro, que tocó un balón que iba fortísimo en una falta directa y descolocó a Miguel que no pudo atajar. Y solo unos minutos después, Adrián sorprendió de nuevo en un saque de falta directa. Prácticamente todo el bagaje ofensivo visitante fue a balón parado o en lanzamientos de banda al corazón del área. Con el marcador ajustado, 5-4, llegamos a los vibrantes minutos finales, y volvió a salir el buen juego de los locales, que insistían en intentar jugar por bajo siguiendo las instrucciones que llegaban desde la banda.

Llegó el balón jugado al pie desde la defensa a la banda izquierda, tres cuartos de campo, Sergio lo recoge pegado a la cal y se deshace de dos rivales, llega a la línea de fondo y la remonta hacia la portería librándose de otro rival, y cuando parecía que iba a llegar el pase de la muerte, sorprende a todos pegándole a puerta entre el poste y el portero, soberbio gol que dio mucha tranquilidad a jugadores y afición local. Se volcaron los visitantes a la búsqueda de un gol que les diera esperanzas, pero de nuevo Sergio en otra contra con buenos movimientos y desmarques de los atacantes locales el que puso el séptimo y definitivo en el casillero local.

Victoria de mucho mérito de los de la playa porque aleja a uno de los rivales directos en la lucha por liderar este grupo 4. Veremos si son capaces de mantener el ritmo, pues el inmediato perseguidor no ceja en su empeño por destronarlos del liderato. Ya sólo faltan dos semanas para que ambos se vean las caras, pero antes tendrán que visitar San Vicente para enfrentarse al Jove, cuarto clasificado, que seguro querrá demostrar que el marcador del partido de la ida no demuestra la diferencia real entre ambos equipos.

Texto y Foto: Juan E. Gutierrez

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.