Toda la información del fútbol base valenciano

El CF Arena Alicante se lleva los tres puntos ante el SCD Carolinas mermado por las bajas

COMPARTIR
, / 1018 0

CF Arena

Mañana fresca la del pasado sábado pero agradable para la disputa del partido. Estos partidos mañaneros han reportado más de un disgusto a los locales, que tienden a salir dormidos al campo y en alguna ocasión se han visto sorprendidos. No fue así esta vez, ya que salieron enchufados, eléctricos los chicos de Javi, que debió leerles la cartilla en el vestuario y recordarles partidos pasados no muy lejanos.

Fue tal el ímpetu con el que comparecieron en el campo, que no se había cumplido el primer minuto de juego y Mario ya había abierto el marcador. Pronto se vio que el choque estaba muy desequilibrado, los de Carolinas no tenían cambios, únicamente los siete jugadores de campo y el portero, sin posibilidad de dar descanso a ninguno de ellos.

Juego muy vertical y con mucha velocidad por bandas, con Rober y Álvaro encarando con descaro a los laterales visitantes. Alternaron esas posiciones con Nico y Sofiane que también llevaron peligro al área rival. El segundo gol llegó fruto de un córner sacado a la corta que Mario puso en área pequeña para que Rober rematara de pecho, y aprovechando el filón que encontró en su banda derecha llegó también el tercero de disparo potente a la escuadra izquierda. El cuarto lo hizo Álvaro en una muy buena jugada y rematada de primeras desde la posición del 9, un tiro raso que se coló pegadito al poste derecho.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, los chicos del Arena tocaban la pelota y la movían con facilidad, la presión de los rivales no era pegajosa, concedían esos metros suficientes para controlar y girar, y así los locales juegan muy cómodos. Hilaron muchas jugadas al toque que casi siempre conseguían terminar, aunque no todas entre palos.

Fueron cayendo los goles poco a poco, Mario de nuevo, luego Sergio. En su afán de jugar siempre la pelota, y siguiendo las instrucciones del míster, el portero local dudó un segundo dentro del área, suficiente para que se le echara encima un rival y el balón acabara dentro de la portería, justo premio para un equipo sin suplementes, que lo dio todo en el campo. Hubo minutos que jugaron con uno menos debido a un choque fortuito. Afortunadamente, quedó en nada, y a los pocos minutos el lesionado se reincorporó.

Tras el séptimo del Arena obra de Mario, el portero de Carolinas nos dejó libre directo muy bien ejecutado ante el que nada pudo hacer Miguel. A partir de ahí, cuatro nuevos goles de los locales, Rober, Nacho y dos de Álvaro, siendo el último un gol olímpico desde el corner izquierdo.

TEXTO: Juan E. Gutiérrez

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.