Toda la información del fútbol base valenciano

No existe otro fútbol

COMPARTIR
, / 4920 2

torneo-serranos-122-atletic-amistat-atletic-turia-alevin

Julián Herráiz
Texto

Empecé la temporada muy ilusionado: volver a ver a los amigos de tu hijo, a tus amigos, la ilusión de una nueva liga, de nuevos retos, de muchos ratos bonito por vivir, de mucho que enseñar a nuestros proyectos de persona….

Pero esa ilusión me ha durado poco. He pasado un verano de debate en debate con practicantes de otros deportes: rugby, baloncesto, balonmano, voleibol… que me hablaban de las virtudes, de la nobleza de los estos otros deportes, enfrentándolos a los malos hábitos del futbol, las protestas, las marrullerías, la antideportividad, lo que los ‘expertos’ llaman “el otro fútbol”.

He defendido nuestro deporte porque conozco a cientos de padres que lo que quieren es que su hijo haga deporte, una práctica que les gusta mucho, que les apasiona, y que como tantos otros, tiene infinidad de virtudes que todos conocéis y no voy a repetir.

Pero la realidad es muy tozuda, y al segundo partido te encuentras con actitudes de entrenadores, de árbitros, de padres, que fomentan ese “otro fútbol”, donde lo único importante es ganar, a costa de lo que sea.

Y humildemente quiero alzar mi voz: ese “otro fútbol” no existe, no es fútbol, no es deporte. No podemos enseñarles a los niños que pegar patadas, agarrar, atarse los cordones para perder tiempo, protestar al árbitro y no respetar su autoridad, no respetar al contrario… es lo correcto. No podemos hacerlo, porque nos estamos cargando un deporte precioso, y una forma de construir futuro con nuestros hijos.

Hay que defender el fútbol, el único, el auténtico, el que se basa en intentar vencer al otro equipo, con habilidad, con esfuerzo noble, con respeto, con superación. El que acaba con un abrazo entre compañeros que llevan camisetas distintas, y en el que las gradas son una fiesta, de padres y familiares. En el que no se oyen insultos, sino ánimos y aplausos de unos niños, a los que tenemos la obligación de transmitirles los verdaderos valores del deporte, los verdaderos valores del auténtico fútbol. El único fútbol que existe.

2 Comentarios

  • Miguel dice:

    Bravo, uno mi voz a la tuya y me gustaría hacer hincapié en un detalle, en los partidos los niños saludan a todo el equipo contrario, los entrenadores también se saludan entre ellos, pero porque no pedir el saludo entre padres, padres de equipos contrarios, esto nunca lo he visto y creo seria una iniciativa positiva porque muchas veces son los padres los que comienzan a caldear el ambiente pero y si se saludaran antes y después del partido….seria igual el comportamiento de estos padres? ya pondrían cara a los padres del conjunto oponente y eso quizá solo quizá amainaría las protestas.

  • Paco dice:

    Las escuelas de fútbol base deberían tener una asignatura obligada: controlar a los padres de sus pequeños futbolistas y exigirles educación y respeto. Cualquier insulto o menosprecio hacia el árbitro o un rival debería ser sancionado. Ese papá o esa mamá (a menudo una vergüenza para el resto de padres) debería ser expulsado y sancionado con algunos partidos alejado de las canchas. Ya sé que es difícil hacerlo, pero es tan irrespirable el ambiente que crean, es tan desagradable aguantar cerca de los energúmenos que se pasan el partido insultando, quejándose, gritando y ofendiendo… Creo que las juntas directivas de las escuelas deberían tomarse esto muy en serio, dar un toque a esos padres y Madres impresentables que todos conocemos. No quiero ese mal ejemplo, esa carga de violencia, esa maldad ni para mis hijos ni para los hijos de nadie. Esos padres son nuestra lacra. Intentemos, entre todos, educarlos. Qué bien le haríamos al fútbol, al espíritu deportivo y, sobre todo, a los hijos de estos mal educados y mal perdedores.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.