Toda la información del fútbol base valenciano

Padre de juvenil agrede al entrenador de su propio equipo en Pontevedra

COMPARTIR
, / 2264 0
Juveniles del Gondomar en una imagen de la 2015-2016 | Foto: Gondomar FB

Juveniles del Gondomar en una imagen de la 2015-2016 | Foto: Gondomar FB

En una situación que roza de nuevo los límites del absurdo, tenemos que lamentar un nuevo episodio de violencia en el fútbol base que tuvo lugar en el campo de As Cercas (Pontevedra), en un partido de la Liga Autonómica juvenil entre el Gondomar Futbol Base y el Guardés, en el descanso del cual el padre de uno de los jugadores agredió al entrenador de su propio equipo por sustituir a su hijo antes del final de la primera mitad.

El suceso, recogido por El Faro de Vigo, fue relatado por el propio agredido, el técnico del Gondomar Fútbol Base Emilio José Rodríguez Campos ‘Romario’, quien recibió varios puñetazos del padre de uno de sus futbolistas, que responde a la iniciales P.P., y tuvo que ser atendido en un centro médico de Porriño de una contusión en el pómulo y visión borrosa en un ojo. Y pudo ser peor de no ser por la intervención de varios directivos del Gondomar, entre ellos su presidente, que también se llevó algún golpe en el tumulto.

“Estábamos jugando mal y, en el minuto 30 de la primera parte, decidimos cambiar a uno de los jugadores que andaba un tanto despistado. En ese momento le comenté a mi preparador físico: ‘Huy huy, el padre de P. nos la está liando’; luego, en el descanso, cuando nos dirigíamos al vestuario, el hombre se acercó a la valla de acceso gritando insultos y lanzando amenazas e intentó abrir la puerta para acceder al vestuario”, relató el agredido al diario gallego. El técnico impidió la entrada al agresor y le dijo que les estaba haciendo “un flaco favor” a su hijo. “Cuando salimos, la valla estaba abierta y, antes de darme cuenta, me encasquilló un puñetazo. Logró darme en el pómulo, cerca del ojo, pero enseguida llegaron los directivos del Gondomar y se metieron en medio, añadió.

El agresor abandonó el campo sin ser identificado. El técnico puso los hechos en conocimiento de la Policía Local y en las próximas horas formalizará la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, que se ha hecho cargo del caso. El Gondomar FB, mientras, ha expulsado al padre y al chico de forma “fulminante e irrevocable”.

José Manuel Blanco Lourido, presidente del club, resumía de esta forma la decisión: Lo sentimos en el alma por el chico, que en el fondo no tiene la culpa, pero en el club no podemos ni vamos a consentir semejantes actitudes. Simplemente no vamos a tolerarlas”, afirma Blanco, que rechaza la posibilidad de expulsar únicamente al agresor. “Podríamos impedirle la entrada en nuestro campo pero no en la de los equipos con los que juguemos fuera. La decisión de la junta ha sido unánime y es firme. No hay vuelta de hoja, sentenció.

Desde ESPORTBASE aplaudimos la reacción ejemplar del Gondomar FB y condenamos el lamentable comportamiento del agresor.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.