Toda la información del fútbol base valenciano

Nuubo y la prevención de la muerte súbita en niños: “Cada vez los clubes están más concienciados”

Uno de los responsables de este método inalámbrico de monitorización externa de parámetros fisiológicos explica cómo puede ayudar a prevenir casos de muerte súbita.
COMPARTIR
, / 2847 0

“Fichado a falta de la pertinente revisión médica”. ¿Cuántas veces hemos escuchado o leído esa frase? La habitual estampa del futbolista sobre la cinta de correr, con electrodos por todo su cuerpo, es un clásico de cada mercado de fichajes. Y, sin embargo, no dejamos de leer cada año casos de futbolistas y deportistas, muchos de ellos muy jóvenes y en excelente forma física, que caen víctimas de la ‘muerte súbita’ en forma de parada cardíaca. Una situación que, si bien es imposible de evitar en el 100% de los casos, sí es cada vez más sencilla de anticipar y prever gracias a sistemas como el desarrollado por la empresa Nuubo.

Víctor del Estal (Valencia, 1969) es el ‘Sales and Product Manager’ de esta solución inalámbrica de monitorización externa de parámetros fisiológicos, cada vez más presente en clubes de élite y clínicas médicas y que, con los avances tecnológicos, comienza a ser una solución asequible para escuelas de todo tipo que quieran confirmar y asegurar la buena salud cardíaca de sus futbolistas, con especial atención a los más jóvenes.

nuubo-fotoESPORTBASE: ¿Cómo surgió la idea de Nuubo?

VÍCTOR DEL ESTAL: Alrededor de 2003 o 2004, a través de un cardiólogo valenciano llamado Rafa Rodríguez y un ingeniero de la Universidad Politécnica de Valencia. Ambos veían la posibilidad de crear un sistema de HolterSport sin cables. Se comenzó a trabajar con materiales textiles con electrodos incorporados. Primero comenzamos con un canal en una camiseta, hasta llegar a la actualidad, con un peto similar a un sujetador en el que hay integrados todos los electrodos, creando el primer sistema de Holter en monitorización cardíaca en actividad física para el deportista de tres canales.

EB: ¿Cómo se lo resumiría a un chaval de 10 años?

VdE: Básicamente, que somos la única empresa capaz de monitorizar sin ruido el corazón de un deportista en su actividad real. Es especialmente importante con futbolistas, atletas… en cuya actividad es donde realmente las cardiopatías no dan la cara en una revisión en una camilla, pero sí aparecen en la actividad física real.

EB: Entonces, ¿Nuubo llega donde no llegan las revisiones médicas ‘tradicionales’?

VdE: En esas situaciones, las cardiopatías son todavía más difíciles de detectar. El corazón es un músculo, y si lo pones encima de una cinta de correr y aumentas la velocidad poco a poco, el corazón se va habituando al ejercicio. Además, el esfuerzo en una revisión se limita a quince o veinte minutos de carrera continua, en un entorno controlado con una temperatura de 21 o 22 grados, el esfuerzo va de menos a más… El corazón se altera de verdad en la actividad física diaria real, en un entrenamiento de hora y media de mayor intensidad. Ahí sí podremos ver la patología en caso de existir, dado que en el 95% de los casos no dan la cara en las pruebas de esfuerzo.

EB: ¿El uso de este dispositivo cardíaco permite al equipo médico de un club monitorizar a cada jugador?

VdE: Exacto. Permite monitorizar a los veinticinco jugadores a la vez dentro del campo. Somos los únicos capaces de ofrecer datos de un electrocardiograma en grupo.

Jugadores de Las Palmas | Foto: Nuubo

Jugadores de Las Palmas | Foto: Nuubo

EB: ¿Con cuántos clubes de élite trabajan? ¿Incluyen a sus categorías de formación?

VdE: Trabajamos con el Sporting, estamos haciendo las pruebas con el Levante UD, el Real Betis, el Nástic de Tarragona, estamos trabajando con el Real Madrid, Celta de Vigo, el Villarreal, el Athletic Club de Bilbao… En breve incorporaremos al Atlético de Madrid, UD Las Palmas, Sevilla FC… También con las Escuelas AFE en Madrid. En general, hay un grueso de equipos que se están subiendo al tren de la prevención cardíaca.

EB: ¿Son las cardiopatías en niños más comunes de lo que el público piensa?

VdE: Todos los años tenemos casos. El año pasado, por ejemplo, hicimos un estudio en Villarreal con 600 sujetos con edades comprendidas entre los 8 y los 21 años, y detectamos treinta y nueve casos de importancia variable. Hablamos de casi un 5% del total de la muestra.

“En el 95% de los casos, las patologías cardíacas no dan la cara en las pruebas de esfuerzo” – Víctor del Estal

EB: Simplifiquemos todavía más: en estas edades entre 8 y 21 años, ¿en qué se diferencia un corazón ‘normal’ de uno que presenta este tipo de dificultades?

VdE: Por resumirlo, podría decirse que un corazón normal trabaja a ciertas velocidades bombeando sangre cuando lo ponemos a máximo esfuerzo, y un corazón con este problema no es capaz de hacerlo.

EB: Una vez detectado el problema, ¿qué protocolo de actuación siguen en Nuubo?

VdE: Lo primero es avisar y entregar el informe al equipo médico del club, que se encarga de derivar al jugador a donde sea que haya que llevarlo a realizarle las pruebas pertinentes para profundizar en la gravedad del caso.

nuubo-portadaEB: ¿Qué diferencias han notado entre el trabajo con niños y con adultos?

VdE: Es curioso, nos hemos dado cuenta de que el trabajo que realizan los niños en categorías de formación ya tiene un nivel de exigencia en los entrenamientos que no debemos ignorar. Recuerdo hace unos años un niño en Italia con catorce años al que el Holter convencional del hospital no detectaba ninguna anomalía, y sin embargo acababa los entrenamientos alterado. El primer día que le colocamos el peto en Nuubo, le detectamos una cardiopatía severa, que podría haber provocado una muerte súbita en cualquier momento. El chico fue operado y a fecha de hoy sigue entrenando con su equipo. En España hemos tenido casos también.

EB: ¿Hay más casos de muerte súbita en niños en España de los que aparecen en los medios?

VdE: Hay muchos casos de los que no nos enteramos. Los clubes cada vez están más concienciados, saben que ningún club que trabaje con niños en categorías de formación está exento de que en cualquier momento pueda haber un problema cardíaco y se produzca una muerte súbita. A partir de ahí, dado que cualquier padre gasta en unas botas de fútbol cien o ciento veinte euros, pensamos que lo que cuesta una prueba con nosotros –alrededor de unos noventa euros- es una cantidad no muy elevada cuando la salud y la vida del niño es lo que está en juego. Pueden llevar a cabo una prueba Nuubo a través de una clínica, emplearla como segunda opinión o como prueba complementaria a un ecocardio, un electro, etc.

EB: ¿Cuál es el futuro en la prevención de riesgos en lo referente a cardiopatías?

VdE: El futuro pasa por realizar pruebas cardiológicas en plena actividad física, durante entrenamientos y partidos. Es la mejor forma de seguir avanzando con datos cada vez más precisos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.