Toda la información del fútbol base valenciano

, / 1259 0

La hidratación es fundamental en verano: ¿Qué aporta?

El agua representa 2/3 del cuerpo, es decir mas del 60%, por lo que en verano es más importante que nunca estar bien hidratado y más si se hace deporte
COMPARTIR

La infancia es una etapa fundamental para el desarrollo intelectual y físico de la persona. El agua es un nutriente que juega un papel primordial en el crecimiento y desarrollo del niño al igual que en los adultos, por lo que es un aspecto esencial a tener en cuenta ahora que aprieta el calor y hay muchos torneos en liza. Además beber agua tiene otros muchos beneficios más allá de la mera hidratación.

El agua sirve para:

1- Mantener la eficiencia de los impulsos eléctricos y la química cerebral
2- Mejorar la coordinación
3- Aumentar la capacidad de almacenamiento y recuperación de datos
4- Mejorar las habilidades académicas (durante el curso también es fundamental)
5- Mejorar la adaptación a situaciones de estrés
6- Mejorar la concentración

Los expertos recomiendan, que los niños entre 2 a 8 años consuman una media de 1 a 1.5 litros de agua al día, una recomendación que aumenta cuando nos encontramos ante temperaturas muy elevadas, ejercicio, o estamos enfermos, ya sean niños o adultos.

En esas condiciones, la falta de agua puede derivar en deshidratación, un riesgo excesivo en los niños, cuyos síntomas son la piel reseca, disminución de producción de orina, mareos, ausencia de producción de lágrimas, fatiga, boca y lengua resecas…  por lo que actuar con rapidez es fundamental para evitar problemas mayores.

El mejor momento para tomar agua

Que un niño tenga que beber 1,5l de agua al día puede parecer excesivo, pero hay maneras de hacerlo posible. Varios pediatras, recomiendan tomar 1 vaso de agua justo al levantarse para activar los mecanismos de limpieza del organismo y el resto a lo largo del día en las comidas y entre horas.  Además hay que tener en cuenta que existen muchas frutas y verduras que también pueden aportar agua al organismo, por lo que incluirlas en la dieta es muy importante, más aún en verano.

Es fundamental que los niños se hidraten cuando hacen deporte o están al aire libre expuestos a temperaturas elevadas, siendo recomendable que beban antes, durante y después de la actividad física, para mantener el cuerpo hidratado en todo momento, siempre a temperaturas moderadas, no es recomendable que estén excesivamente frías.

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.