Toda la información del fútbol base valenciano

, / 3072 2

El respeto se enseña en la derrota

COMPARTIR

Desde que nació, ESPORTBASE ha promulgado que los valores del respeto y la convivencia son los que permiten a los pequeños futbolistas interiorizar una serie de enseñanzas que más adelante les servirán en el deporte… y también en la vida.

Una de las enseñanzas primordiales en estas edades es que las acciones que realices, sean positivas o negativas, no sólo te afectan a ti sino también a los demás. Algo que la mayoría de escuelas dicen priorizar… hasta que deben demostrar su discurso es verdadero o impostado.si

Vayan por delante los agradecimientos a todos los equipos que decidieron participar en el I Torneo ESPORTBASE & MTS Cup. El hecho de que 34 escuadras de categoría Benjamín y Alevín decidieran en sólo dos meses que querían optar por un torneo de nueva creación, basado en las premisas que buscamos transmitir desde nuestro nacimiento, nos ha enseñado dos cosas. La primera, que el fútbol base necesitaba un mejor tratamiento mediático. Y la segunda, que en muchos casos todavía le falta aplicar su discurso a la realidad.

Los niños nada tienen que ver en esto. Todos ellos (creemos) disfrutaron del fin de semana y exhibieron no sólo sus cualidades sino también su compañerismo y capacidad de asimilación de triunfos y derrotas. Pero somos, una vez más, los mayores aquellos que creemos disponer de verdades absolutas, los que tomamos decisiones erróneas. Erróneas para transmitir el ejemplo que en teoría queremos dar. Erróneas para no saber aprovechar la oportunidad de focalizar el fracaso como un paso hacia el éxito. Y erróneas por impedir a otros cumplir su sueño simplemente por no querer asumir nuestras responsabilidades.

En el apartado puramente deportivo, cuando un equipo se inscribe en un torneo conoce su nivel y el de sus rivales. Y, en consecuencia, es capaz de prever si va a tener posibilidades de ganar, de competir o sólo de aprender. En cualquiera de los tres casos, las enseñanzas para niños de estas edades son primordiales. Y deben ser los entrenadores, los directivos y los padres quienes se las interioricen y ejemplifiquen.

Pero el más grave, el más sentido y el que peor mensaje lanza es el de las consecuencias para el rival. Y es aquí donde entra la explicación de toda esta introducción. Dos clubes, el Atlético del Turia y el Cullera CF, no fueron capaces de asimilar que hay conjuntos mejores que ellos. O, dicho de otro modo, que tienen un margen de crecimiento grande respecto a otras escuadras ya consolidadas. Y decidieron no presentar sus formaciones al segundo día de competición.

Esto sólo lleva a cuatro conclusiones, todas negativas y todas dotadas de responsabilidad para sus dirigentes:

1.- A tus niños les enseñas que el compromiso no es importante. Que, aunque hayas dado tu palabra para estar en un lugar, puedes marcharte cuando quieras.

2.- A tus niños les impides crecer a través de la frustración. A nadie le gusta perder. A nadie le gusta ser goleado. Pero ocurre constantemente, en torneo y en campeonatos. Y nadie se va de ellos por este motivo.

3.- A tus niños les enseñas que perjudicar a otros (a causa del goal-average, algunos equipos no pudieron pasar de fase al no poder pelear por igualarlo ante la incomparecencia; y padres y jugadores de otras escuadras se vieron afectadas y agraviadas al verse obligados a hacer acto de presencia sin rival enfrente) no tiene consecuencias, por lo que seguramente actúen así en el futuro en el deporte y en la vida diaria.

4.-Y a tus niños les enseñas que la culpa siempre es de otros, porque los organizadores no te advirtieron del nivel de los rivales (que tú deberías haber conocido previamente)

Cuando se nos llena la boca (a todos) de valores y educación en el fútbol base, debemos ser consecuentes con nuestras acciones. Porque hablar o tuitear cada vez es más fácil. Pero cuando se trata de dar ejemplo, habitualmente perdemos enormes oportunidades de conseguir que la siguiente generación sea mucho mejor que la nuestra.

ACTUALIZACIÓN 30 de marzo de 2016: El presidente del Atlético del Turia, Ricardo Gómez, se puso en contacto con la organización del torneo para pedir disculpas por lo sucedido. Del mismo modo que se han relatado objetivamente los hechos ocurridos, también es de justicia poner en valor el gesto de nobleza de su directiva a la hora de hacer propósito de enmienda, y como tal queda reflejado. Muchas gracias.

2 Comentarios

  • Lourdes dice:

    Totalmente de acuerdo con el artículo relacionado con los dos equipos que abandonaron la competición, del mismo modo tan sólo me queda agradecer el buen funcionamiento y organización del campeonato , ahora me queda una pregunta , del mismo modo , como se decide que un niño es mejor que otro en un torneo , como se decepcionada a tantos niños por ensalzar tan sólo a uno y además y a juicio de muchos asistentes , injustamente ya que , el la categoría benjamín de segundo año plata , tan sólo hubo un portero que diese el triunfo a su equipo parando un penaltie , pero el premio se lo llevó otro , hay que ha de examen de conciencia y que la vara de medir , por los valores sea igual para todos , la enseñanza en este caso tampoco es buena para los niños , estoy totalmente en contra de los premios individuales que menosprecian al resto de niños de 9-10 años.

    • Hola Lourdes, muchas gracias por el comentario 😉

      En realidad, en la concesión de premios al Mejor Jugador y al Mejor Portero el equipo de expertos (5 personas que vieron todos los partidos del torneo) intentaron que, al conceder cada galardón, no se ensalzase tanto el rendimiento del jugador en cuestión sino el del colectivo. Por eso, al contrario que en otros torneos, al conceder el premio sólo hicimos referencia al dorsal y al EQUIPO ganador, dado que el niño recibe el premio gracias a la labor de todo el colectivo. Sabemos que no es un sistema perfecto, pero queremos seguir impulsando el fútbol base como un juego de equipo en el que todo el colectivo gana y pierde. ¡Un saludo!

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.