Toda la información del fútbol base valenciano

, / 2405 1

Álex Francés: “Los goles son una anécdota, lo importante es que el equipo consiga ganar la liga”

COMPARTIR

El fútbol base valenciano está de enhorabuena. Álex Francés juega en el Cadete del FB Alfara del Patriarca. Con 15 años, ha pasado por varios clubs, Rocafort, Moncada, Levante y ahora Alfara. Esta temporada ha conseguido anotar 71 goles, unos registros más propios del balonmano que de un delantero de F11, más aún si tenemos en cuenta, que esos tantos, se reparten en a penas 20 partidos, en los que se da la casualidad, de que el entrenador es Enrique Francés, su padre. Hasta el momento, es el máximo goleador nacional de su categoría.

Sin mirar más allá de esta temporada, en la que el objetivo es ganar la liga, no será ninguna sorpresa, que de cara a su primer año de Juvenil, algún equipo de “los grandes” ponga su mirada en el. ESPORTBASE ha querido charlar un rato con el delantero.

ESPORTBASE: Enhorabuena por esos 71 goles. ¿Nos puedes decir cual es el secreto para llegar a esa cifra?

ÁLEX FRANCÉS: Muchas gracias. Creo que se consigue con trabajo, esfuerzo y sacrificio, aunque yo creo que también es un poco mental. Si no tienes la confianza necesaria para creer que puedes llegar a conseguirlo, no el meter tantos, sino el convertir cuando tienes una ocasión, evidentemente es más complicado, y todo esto sin el equipo, sin mis compañeros sería imposible.

EB: ¿Cuando empezaste a jugar a fútbol? ¿dónde?

ÁLEX: Pues con 8-9 años en Rocafort y estuve allí cuatro años, hasta que empecé en el Moncadense la categoría de Infantil, hasta que el año pasado me fuí al Levante, pero decido salir a Moncada, y este año aquí en Alfara, que ha sido un verdadero éxito, donde estoy muy contento. Empecé jugando de interior derecho, pero al final acabe en punta, que es lo que más me gusta.

Álex Francés

Álex Francés

EB: ¿Por qué empezaste a jugar a fútbol?

ÁLEX: Es algo curioso, porque yo jugaba a tenis, y la verdad es que no se me daba mal. Se dio la casualidad de que en Rocafort acababan de terminar el campo nuevo de hierba artificial, y como tenía amigos que jugaban, decidí probar. Ese año compaginé ambas cosas, pero al final me tuve que decidir y opté por el fútbol.

EB: ¿Qué valoración haces de la temporada?

ÁLEX: Es una temporada bastante buena y regular. Es cierto que hemos perdido dos partidos contra los equipos de arriba, pero de momento seguimos en cabeza. Una liga es una carrera de larga distancia, y al final puedes tropezar, lo importante es no repetir (en la medida de lo posible) esos tropiezos.

EB: ¿Qué destacarías de tu club actual?

ÁLEX: La implicación que tienen todos los miembros del club con los equipos. Es cierto que a veces se piensa que porqué una escuela no sea de élite, hay menos exigencia o dedicación, y aquí es todo lo contrario. Se vuelcan mucho con nosotros y eso siempre se agradece.

EB: ¿Cómo se lleva eso de que tu padre sea el entrenador?

ÁLEX: Bufffff, a ver, este ya es el cuarto años que trabajo con el después de alevín e infantil. Se lleva bien pero a la vez es complicado. Sabes que te va a exigir mucho más que al resto, y eso cuando era pequeño lo llevaba bastante mal, pero ahora lo tengo asumido y no me queda otra que apretar, luego ya en casa discutimos lo que haga falta, pero en el campo él es el entrenador.

EB: ¿Qué te dice después de los partidos?

ÁLEX: Siempre, marque uno, dos tres o cinco goles, me dice los fallos que he tenido. No quiere que me suba a los laureles y me mantiene siempre atento y pendiente de seguir mejorando, y siempre que subo al coche me dice que he hecho un buen partido, pero siempre hay algo en lo que he fallado. Eso lo hace, porqué leyó en una entrevista a Iborra, que su padre le hacía lo mismo.

EB: Con todo este revuelo, es normal que otros equipos se fijen en tí, ¿el año que viene te planteas un cambio de club?

ÁLEX: Pues la verdad es que no he pensado en ello. Ahora estamos centrados en ganar la liga. El equipo está haciendo un año sensacional y yo no podría marcar tantos goles si no fuese por ellos, así que en este momento me debo a mis compañeros y no pienso en otra cosa.

Un comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.