Toda la información del fútbol base valenciano

Desde dentro: excursión al observatorio astronómico de Aras de los Olmos

COMPARTIR
, / 5463 0

El pasado domingo 6 de Marzo, decidí marchar a una actividad que organiza la Asociación Valenciana de Astronomía y Astrexperiencia y que publiqué aquí mismo la semana pasada. Me pareció interesante el poder conocer de cerca un observatorio astronómico que podemos encontrar en nuestra comunidad a 100 km de Valencia ciudad, o dicho de otra forma a 1h. y 30 minutos (Yo tardé 10 minutos menos). Y de los que solo hay 5 en España con estos telescopios, toda una suerte poder ver uno.

Había quedado a las 10:30h. en el Hotel Aras Rural. Al entrar me encontré con una gran cantidad de familias, que estaban en la entrada y también venían a lo mismo y enseguida pregunté por la excursión. Me atendió muy amablemente Alejandro Salas, quien iba a ser nuestro guía astronómico durante todo el camino. Después de presentarme a todo el grupo como periodista, pusimos rumbo a la montaña donde se encuentra el observatorio.

Cogimos todos el coche y después de unos quince minutos conduciendo, subiendo por curvas no muy difíciles, aptas para todos los coches. Yo iba con un coche utilitario ( Toyota yaris de 100CV) y subí perfectamente, llegamos hasta el punto donde técnicamente no se podía subir más y debíamos aparcarlos. A partir de ahí empezaba lo que realmente era la excursión, ya que estábamos a 930m. de altura sobre el mar y teníamos que  subir hasta los 1300m. de altura.

Alejandro, nos propuso dos planes para subir la montaña donde se encontraba el observatorio. Una que consistía en un camino de curvas, llano pero que suponía andar unos 2km más y otra una escalada de una montaña a pie que nos llevaba directos al emplazamiento. La mayoría de los de allí presente optamos por la segunda y así pusimos rumbo.

La caminata duró una media hora, y tengo que decir que, aunque todos la subimos, si llevas niños muy pequeños, de menos de 6-7 años, no es muy recomendable hacerlo, ya que les puede ser bastante difícil subirla. Algún niño que otro se quiso bajar cuando llevábamos más de la mitad subido. Pero con ayuda de sus padres y de Alejandro subió como un campeón más.

Tengo que decir que al subir la montaña, las vistas son preciosas, es muy difícil describir en palabras lo que se siente al llegar y ver todo el paisaje, abajo lleno de contrastes. Cuando llegamos al Observatorio del CAAT,  perteneciente a la Asociación Valenciana de Astronomía, Alejandro nos explicó que está compuesto de 3 telescopios de unos 40 a 50 centímetros de apertura cada uno, lo que quiere decir que podríamos distinguir entre la cara y la cruz de una moneda situada en Valencia desde uno de ellos y tengo que decir que el tamaño es gigante. Aún así nos dijo que existen telescopios que pueden ver a más distancia.

Entramos al primer barracón donde estaba alojado el primer telescopio y vi que era muy modesto y pequeño.Tenían un baño que no tiene agua corriente, y una sala laboratorio que utilizaban antes que todo el mundo de la fotografía se digitalizara. En seguida pasamos a ver el telescopio. Alejandro nos explicó los tipos de telescopios que existen en la astronomía, como funciona y las partes de las que está compuesto un telescopio de tales magnitudes. También nos explicó como funciona la cúpula de un telescopio. La charla duró una media hora y hubo algunos niños demasiado pequeños para la explicación, que no dejaba de ser interesante, pero era demasiado monótona para ellos.

Hubo un momento en el que en un ejercicio práctico los niños pudieron mover el telescopio desde el ordenador  donde se introducen los parámetros para controlar el telescopio y hacer fotografías del espacio. Me sorpendió como en un ordenador menos espectacular de lo que uno se puede pensar, se pueden tomar fotografías tan impresionantes como las que nos mostró después en la segunda parte de la charla. Cuando nos explicó diferentes términos astronómicos como: ¿Que es una galaxia? ¿Y un planeta? o ¿Cuanto tardariamos en ir al sol?.

Al finalizar la charla nos dirijimos al segundo telescopio construido en 2003, más nuevo que el primero y de mayor obertura. En él Alejandro nos explicó, que a ese telescopio le puedes dar instrucciones y funcionar recogiendo datos. También nos explicó un poco más a fondo los planetas y los seres (que no marcianos) que habitan en ellos.

Al acabar la visita, nos propuso hacer una caminata de 3 km y llegar a un lugar donde se encuentran fósiles y ir a otro observatorio más cercano o ir al otro observatorio directamente, de la Universitad de Valencia (UV). Algunos padres, decidieron bajarse, ya que hacía mucho frío. Así que al final éramos 2 familias, mi acompañante y yo y vimos donde los estudiantes de la Universitat politécnica de Valencia realizan sus prácticas, un lugar parecido al primer observatorio.

Al final bajamos por el camino de curvas y llano que no supuso mucho esfuerzo más y sin ningún problema, pues está pensado para coches todoterreno.

Al llegar abajo a nuestros coches, Alejandro nos recomendó 3 sitios donde comer en Aras de los Olmos: El Bar de la plaza, el Restaurante del Hotel Rural y el Restaurante Los Tornajos, donde decidimos comer finalmente mi acompañante y yo y comimos 3 platos con bebida más postre entre los dos por 30 euros y estaba todo muy bueno y con muy buena atención.

A algunos niños y no tan niños, les resultó bastante aburrida la explicación y se pusieron a comer en medio de la explicación entorpeciendo lo que decía y algunos padres se quejaron por el ruido. Por ello es considerable que si tenéis hambre lo hagáis cuando termine de explicar para así no molestar o comer fuera (si no hace mucho frío).

Tengo que avisar que si vais en invierno llevaros mucha ropa de abrigo, y guantes para no congelaros las manos, literalmente. Mi recomendación es ir con niños mayores de 8-9 años porque puede resultarles aburrido por el contenido de las charlas y pueden molestar aquellos que tengan interés.

Si tenéis más interés en cualquier actividad que se vaya a realizar proximamente en el Observatorio que visite Astrexperiencia , ahí aparecen todas las actividades con toda la información a seguir.

Muchas gracias a Alejandro Salas por facilitarnos en todo momento el viaje y toda la información.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.