Toda la información del fútbol base valenciano

Los niños de Huracán, en riesgo de quedarse sin fútbol

COMPARTIR
, / 1248 0

Tras la exclusión del primer equipo de Huracán Valencia de la Segunda División B por impagos a los árbitros de la competición, y la desbandada de todos su directivos, quienes pasan ahora el mal trago son todos los alumnos de la prolífica escuela que había conseguido configurar el conjunto valenciano.

Pese al interés de otros equipos o escuelas de hacerse con el grueso del fútbol de formación del club, la obligación intrínseca de tener que asumir la totalidad de la deuda que arrastra Huracán hace inviable que un tercero pueda asumir la gestión.

Con media temporada todavía por delante, la buena fe de entrenadores y padres por mantener a flote lo que queda del club no solo se quedará en agua de borrajas, sino que es insostenible económicamente para ellos, por lo que sus jugadores ya buscan un ‘plan B’ para terminar la presente temporada en otro club y no perder un año de competición.

Es el caso del equipo Juvenil, que milita en la División de Honor, y que tras las salidas y la imposibilidad de traer a nuevos futbolistas a sus filas, se ve abocado también a la más inmediata desaparición.

La solución no llega

Pese a que los jugadores del primer equipo ya han denunciado la situación a la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), la solución al problema será mucho más complicada de lo que parece, ya que de momento no hay una cabeza visible sobre la que cargar la responsabilidad de solucionar los problemas económicos que han terminado por hundir a la entidad.

Según ha podido saber ESPORTBASE, algunos de los padres que han dado un paso al frente también se han planteado denunciar a la entidad por el no cumplimiento de las responsabilidades adquiridas al inicio de temporada con los equipos de formación, por lo que el asunto va para largo.

Si quieres colaborar con la escuela de Huracán Valencia, no dudes en contactar con denguidanos@gmail.com para ver de qué manera se puede ayudar a una escuela, que si nadie pone remedio, corre el riesgo de desaparecer.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.