Toda la información del fútbol base valenciano

El deporte siempre es lo primero

COMPARTIR
, / 1283 0

A veces un sencillo gesto es más que suficiente para no perder la fe en el espíritu de la deportividad (que muchas veces brilla por su ausencia). La imagen de este fin de semana en El Planter, es sin lugar a dudas, una clara muestra de ello. En el terreno de juego, jugadores de uno y otro equipo, entrenadores y árbitros, son los encargados de velar por el correcto funcionamiento y desarrollo del juego, aunque a veces nos olvidemos de ello.

Un gesto tan sencillo, como ayudar al portero a ponerse los guantes, al capitán a meterse el brazalete, o como en este caso, abrochar la bota de un jugador, nos demuestra una vez más que los días de partido se viven dos realidades paralelas, a veces incluso tres. La que se da en el campo y la que se da en la grada (la tercera es la del “padre carrilero” o “padre entrenador” que poco a poco se va extinguiendo).

A veces, como en este caso, esas realidades paralelas se unen, y se funden en un unísono aplauso, que debería ser la tónica habitual de cada sábado por la mañana, y no la confrontación (más allá de lo meramente deportivo), ya que todos los que viven la realidad del terreno de juego, y más en edades tempranas, lo único que quieren es pasarlo bien y disfrutar de su deporte. Intención que no siempre coincide con lo que en la grada se espera de ellos, olvidando muchas veces que de quienes hablamos es de los niños.

Cada vez se mira con más recelo a quienes no se comportan con deportividad, cohibiendo en muchos casos gritos, insultos o incluso amenazas, y aunque sea por vergüenza y no por convencimiento propio del error, es una vía para que aquellos que no se comportan como deben, “se corten” a la hora de lanzar un improperio y de ello salimos ganando todos; el deporte, el futbol, el equipo en el que juega el niño, el rival y lo más importante, el niño.

El deporte siempre es lo primero, siempre debe prevalecer sobre todo lo demás, al final, el resultado en categorías de formación, no debería ser lo primero, ese lugar debería estar reservado a la diversión, un sentimiento que corre un serio peligro de extinción.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.