Toda la información del fútbol base valenciano

Morales: “Cuando llovía el campo se quedaba duro y era como jugar con botas en una carretera”

COMPARTIR
, / 1626 0

El madrileño José Luís Morales, juega en el primer equipo del Levante UD, al que llegó procedente del Fuenlabrada hace ya unos años. Tras un breve paso por el fútbol sala, se ha formado en las canteras del Getafe Sporting, Brunete o Parla, y ha sido al llegar a Valencia cuando ha encontrado su mejor versión. ESPORTBASE ha querido conocer de primera mano su viaje hasta la primera división, y ha compartido unos minutos con el.

ESPORTBASE: Aunque el momento del equipo ahora no es el mejor, ¿tú como te encuentras?

MORALES: Creo que llevo un par de semanas en las que me falta algo de claridad. Estoy trabajando para encontrarme otra vez bien y con confianza, justo ahora que vienen dos partidos muy importantes para nosotros.

EB: ¿Cómo empezaste a jugar a fútbol?

MOR: Antes de empezar a jugar a fútbol hacía kárate, pero los amigos del colegio, me dijeron que me fuese a jugar con ellos, y por suerte ha sido un gran cambio para mi.

EB: En esa época, cuando llegaba el día de partido; ¿qué era lo más importante?

MOR: Pasarlo bien sin duda. Aunque desde que eres pequeño esa competitividad de querer ganar ya va aflorando, al igual que los nervios antes de jugar, pero sin duda, entonces lo más bonito era el querer pasar un buen rato con los amigos.

EB: ¿Cuándo te diste cuenta de que podías dar un paso más y llegar a ser jugador profesional?

MOR: Cuando llegué aquí al filial. Hasta que no llegué con 24 años al Levante no pensaba que podía ser profesional porqué nunca había estado en club así y siempre había tenido al fútbol como un entretenimiento y no como un trabajo, como ahora.

EB: ¿Qué te aportó tu paso por el fútbol base para llegar hasta donde estás ahora?

MOR: Muchísimo. Aprendes a valorar muchas cosas. Yo jugaba en campos de tierra y llegaba a casa con heridas, quemaduras y alucinabas con los campos de hierba artificial. Cuando llovía el campo se quedaba duro y era como jugar con botas en una carretera y la verdad es que aprendes a valorar lo que tienes ahora y lo que cuesta llegar a conseguirlo.

EB: ¿Qué papel ha jugado la familia en todo esto?.

MOR: Fundamental. Al final, tener a tu padre o madre para que te lleve al campo el día de partido te ayuda mucho. Siempre me han enseñado a tomarme el deporte como una diversión, hasta que vas haciéndote mayor y te lo tomas más en serio. La familia es lo primero, incluso cuando he tenido que estar lejos de ellos.

EB: ¿En qué ha cambiado el fútbol base en el que te formaste tú con respecto al de ahora?

MOR: Cuando yo empezaba tenía un entrenador que era muy partidario de trabajar mucho el físico, nos pasábamos el entrenamiento corriendo, y ahora ves a los chavales que con 8-9 años ya aprenden a salir con el balón jugado y eso supone un cambio muy grande para que estén más preparados para llegar a jugar a un gran nivel cuando sean mayores.

EB: ¿Qué se podría mejorar en el fútbol base actual?

MOR: Quizá enfocar ese nuevo sistema de entrenamientos, a que los niños se diviertan y se formen a partes iguales; que no les engañen, que no les digan que pueden llegar ni les hagan ilusiones, porque si no llegan, puede ser un palo para ellos. Que jueguen, que se diviertan, que hagan amigos y que sean felices con ello, eso es lo más importante.

EB: Cada vez los equipos profesionales cuentan más con los jugadores formados en la cantera; ¿Por qué?

MOR: Es una buena mano de obra barata, sobre todo en clubs como el nuestro, en el que es todo muy familiar y no pueden permitirse fichajes demasiado costosos, Además para un club, poder sacar jugadores de cantera es muy gratificante para la entidad y para todos los profesionales que se dejan la piel todos los días con los jugadores de los equipos de formación. Es un orgullo para ellos, ver que jugadores a los que ellos han entrenado llegan a la primera división.

EB: ¿Cual es el recuerdo más bonito que guardas tú de tu paso por el fútbol base?

MOR: Uffff, muchos. Creo que la sensación de pasarlo bien, estar con los amigos. Terminábamos los partidos y nos íbamos a seguir jugando juntos al parque. Recuerdo que cuando aún jugaba a fútbol sala en Getafe, conseguimos ganar el torneo de las fiestas del pueblo contra un equipo que llevaba a gente más mayor y que estaba en la selección madrileña. Eso para mis amigos y para mí fue muy especial.

EB: Si tuvieras que dar un consejo a un niño que empieza ahora a jugar ¿Qué le dirías?

MOR: Sin duda que se lo pase bien. Que haga amigos, que se divierta y que disfrute de este deporte, si tiene condiciones y opciones de llegar, con trabajo, seguro que tiene oportunidades, pero lo fundamental es que se lo pasen bien.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.