Toda la información del fútbol base valenciano

Recuerden: hay niños de por medio

COMPARTIR
, / 1619 0

Es difícil no sentirse incómodo a la hora de valorar el tratamiento informativo a un asunto tan delicado. Hablamos, cómo no, de las salidas de entrenadores y personal técnico que han tenido lugar en los últimos días en la Ciudad Deportiva de Paterna. Unos acontecimientos, según apuntan testigos presenciales, con relación directa a enfrentamientos verbales entre padres y entrenadores.

Nuestro ideario fundacional siempre girará en torno a educar. Sin embargo, eso no significa mirar para otro lado, más aún en un periódico que aspira a convertirse en un vehículo de información útil del fútbol base para grandes y pequeños. Para lograr esto último, debemos ser rigurosos y cuidadosos con los datos a nuestro alcance. Más aún: debemos ser prudentes, dado que dicha información tiene como protagonistas a jóvenes en plena etapa de crecimiento.

Y eso es algo que parece haberse olvidado en los últimos días. Sólo el tiempo esclarecerá la verdad de lo ocurrido y los motivos reales de la salida de tres profesionales de la estructura de la Academia GloVal del VCF. Sí nos gustaría, desde ESPORTBASE, realizar varias puntualizaciones.

  1. La argumentación que nos llega desde el club: si es cierto que el único motivo es el de adaptar el actual organigrama a la nueva manera de trabajar que pretende implementar Jose Ramón Alesanco, la decisión (aunque pueda no ser compartida) sí tendría sentido.
  2. El malestar de los padres de otros futbolistas del Benjamín “A”: quizá convendría exponer los motivos de dicho enfado (confirmado por este periódico) de manera abierta, confiriendo peso y credibilidad a un asunto que (por el momento) se ha difundido como la pólvora por los mentideros balompédicos a golpe de Whatsapp.
  3. La sobredimensión del asunto: todos hemos vivido o oído hablar de situaciones de agravios comparativos en algún club o escuela. De ahí la necesidad de que, por un lado, el Valencia ataje los rumores de manera clara; y, por el otro, de ser conscientes de que el nivel de repercusión que está adquiriendo lo ocurrido es mucho mayor de lo habitual debido a la particular coyuntura que atraviesa la Ciudad Deportiva de Paterna.
  4. HAY NIÑOS DE POR MEDIO: recalcaremos la veces que haga falta que hay menores de edad (en este caso, alevines de entre 9 y 19 años) involucrados directamente en el debate público. Ellos no son culpables de lo que sus padres, entrenadores o responsables deportivos hagan o dejen de hacer, mucho menos de sus cuitas personales. Pensemos en ello durante un segundo cuando vayamos a debatir sobre este asunto. Y actuemos, en consecuencia, con la responsabilidad que merece.

Dado que en ocasiones los adultos parecen no ser capaces de ofrecer unos roles positivos en los que los pequeños puedan mirarse, hagamos al menos el esfuerzo por intentar que el asunto quede ahí, en una cosa “de mayores”. No olvidemos que ellos, los niños, ‘sólo’ quieren divertirse jugando.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.